Más noticias

Textiles de Vietnam y China afectan envíos hondureños

El sector de la construcción se mantiene en la senda del crecimiento, pero no es el caso de la manufactura y la actividad de la minería.

Tegucigalpa, Honduras.

Las actividades de fabricación de productos textiles y prendas de vestir y maquinaria y equipo (arneses), mostraron una tendencia negativa por la reducción en las exportaciones, en especial al mercado de Estados Unidos.

Lo anterior se deriva en parte a que este destino se está abasteciendo en mayor volumen de productos textiles provenientes de economías asiáticas (China y Vietnam).

Entre tanto, la industria básica de fundición de hierro se contrajo, debido en parte a la poca disponibilidad de materia prima para producir varilla y papel.

Los productos de papel mostraron una caída por la disminución de la producción de envases y cajas de cartón y periódicos.

Este último, originado por cambios en las preferencias de los usuarios (versión digital).

Este comportamiento se deriva del índice mensual de actividad económica (Imae) que elabora el Banco Central de Honduras (BCH) y que a febrero se ubicó en 3.3%.

Durante este bimestre, las actividades económicas que impulsaron el incremento de este indicador fueron la intermediación financiera, seguros y fondos de pensiones con 8.5%, menor que el 9.2% de enero a febrero de 2015.

LC crecimiento 270416(1024x768)

La agricultura, ganadería, silvicultura y pesca con 5.9%, mayor que el 2.8% de 2015.

El correo y telecomunicaciones con 3.3%, superior que el 3.1% del primer bimestre 2015; comercio con 2.4% (1.8% en 2015) y electricidad y agua con 8.4% (1.8%).

La construcción privada continúa en recuperación al registrar un crecimiento de 1.8%, contrario a las cifras negativas de 2015, cuando retrocedió -4.5%.

Los sectores de transporte y almacenamiento reportaron una variación de 2.3% y un 0.6% la industria manufacturera. La actividad de minas y canteras cerró con una caída de 9.5%.

El directorio del BCH pronostica un crecimiento económico de 3.5% para el presente año, con posibilidades de llegar al 4%.

En 2015, el producto interno bruto (PIB) creció en 3.5%, superior que la meta de 3% del Programa Monetario.