Anavih: congelar el valor de productos ahuyenta inversión y genera pérdidas

La CCIC pide al Gobierno que rectifique la medida.

Trabajadores de un puesto de carnicería descargan carne de cerdo en el mercado Medina. <br/>
Trabajadores de un puesto de carnicería descargan carne de cerdo en el mercado Medina.

San Pedro Sula, Honduras

Pérdidas del 15 y 20% y hasta el cierre de empresas puede causar en los sectores productivos el congelamiento de 20 productos de la canasta básica y de la temporada navideña, establecido por la Secretaría de Desarrollo Económico, que entró en vigor hace tres días.

Así lo advirtió ayer Donaldo Polanco, presidente de la Asociación Nacional de Avicultores de Honduras (Anavih). “Estas medidas no estimulan el deseo de invertir y provocarán pérdidas porque están disminuyendo los precios actuales de los productos que se han manejando durante todo el año entre el 17 y 20%. Creemos que también puede influir, junto con otros factores, en el cierre de empresas”.

Para María Antonia Rivera, coordinadora de la Comisión de Competitividad de la Cámara de Comercio e Industrias de Cortés (CCIC), los acuerdos de estabilidad de precios “son nefastos para la economía nacional porque causan más especulación en el mercado. Además, el Gobierno no tiene la capacidad de revisar todas las pulperías y mercados que hay en el país”.

Agregó que los productores son los que sufren el mayor impacto con la medida. “Desde el fin de semana, los intermediarios quieren pagar a los productores un precio más bajo de lo pactado porque dicen que tienen que ganar; pero ellos siguen vendiendo caro en los mercados”.

“Ilusión”. Emín Abufele, presidente de la CCIC, expresó que con este tipo de medidas “no se erradica la pobreza; eso solo pasará en la medida que haya más inversión y empleo. Los congelamientos de precios solo crean una ilusión, lo que se necesita es mejorar la capacidad de ingresos de los hondureños”.

Santiago Herrera, director del Centro de Investigaciones Económicas y Sociales (Cies) del Consejo Hondureño de la Empresa Privada (Cohep), refirió que no hay justificación para fijar precios.

“El índice de inflación ha caído a un nivel de 2.54%. Eso es el resultado de los bajos precios de los productos de la canasta básica”, expresó.

Consumidores están incrédulos con la medida

Los consumidores que visitan los diferentes mercados y supermercados de la ciudad aplauden el congelamiento de precios determinado por el Gobierno, pero no creen que se cumpla.
“Los precios están igual que la semana pasada. Sería bueno que le bajarán a los precios de la carne y los lácteos porque el bolsillo ya no da para tanto”, denunció Marco Escobar, consumidor.
Contrario a lo que indica el acuerdo ministerial, el precio de la libra de carne de res, que debería estar en L65, se cotiza en L70 en los mercados; los huevos medianos, en L2.50, unos 10 centavos más caros. Otros productos como el queso semiseco se ofertan más baratos que lo señalado en el acuerdo. Los locatarios aseguran que los intermediarios no le bajan.

La Prensa