Más noticias

"Políticas contables dan confianza para decidir inversiones”

El consultor explica los beneficios de aplicar las normas internacionales de información financiera.

Luis Chávez, consultor empresarial y experto en las Normas Internacionales de Información Financiera (NIIF).
Luis Chávez, consultor empresarial y experto en las Normas Internacionales de Información Financiera (NIIF).

San Pedro Sula, Honduras.

Desde 2012, las Normas Internacionales de Información Financiera (NIIF) han sido obligatorias, pero todavía persisten dudas entre los empresarios y mipymes sobre sus alcances.

Para socializar estos estándares contables, la Dirección Ejecutiva de Ingresos (DEI) invitó la semana pasada a Luis Chávez, de nacionalidad ecuatoriana e ingeniero en Ciencias empresariales, quien además amplió en una entrevista con LA PRENSA sobre este nuevo mecanismo.

¿Qué son las NIIF?

Las NIIF son un conjunto de estándares que sirven para preparar y presentar estados financieros con propósitos de información general.

Estos tienen como finalidad brindar información útil sobre la situación financiera, el rendimiento, los flujos de efectivo y la administración de una entidad con el fin de que sea información valiosa para la toma de decisiones económicas.

Es decir, que los estados financieros que se preparen van destinados a un público efectivo que son proveedores de capital existentes y potenciales.

¿Por qué es importante para los usuarios financieros aplicarlas?

Con este mecanismo ellos pueden decidir sobre la colocación de recursos económicos en una empresa.

¿Nota interés de los empresarios hondureños por adoptar las NIIF?

Me siento muy contento de que los dos eventos que ha realizado la DEI han tenido muy buena recepción.

Esto refleja que muchas personas de la parte empresarial realmente tienen interés en conocer y dominar estos temas y también poder disipar cualquier incertidumbre de carácter tributario que vaya a producirse por la nueva aplicación de las NIIF.

¿Por qué la relación entre la tributación y contabilidad?

Las políticas contables tienen que ser concebidas para reflejar la realidad económica de una empresa.

Sin embargo, y a manera de una distorsión histórica que se ha dado en la mayoría de países de América Latina, es que se ha tenido muy presente la norma tributaria como si fuese fuente para crear políticas contables.

Estas políticas contables que nacen de una concepción errónea han tergiversado la preparación y presentación de estados financieros.

¿Para qué fin se crean las normas tributarias?

Las normas tributarias no se crean o no se diseñan con el fin de presentar información financiera para estados financieros, sino para crear límites o salvaguardar propósitos de recaudación fiscal.

Por lo tanto, se genera una distorsión en la que los estados financieros tienen componentes tributarios que no reflejan la realidad económica de una empresa, para lo que sí son pensadas las NIIF.

En aquellos aspectos donde las NIIF muestran la realidad económica, rebasen o superen legítimamente algún límite que ha preestablecido la norma tributaria para el cálculo de los tributos, es un aspecto que se va a resolver a nivel de la reconciliación tributaria que es un instrumento que aparece luego de que los estados financieros se prepararon aplicando las NIIF.

¿Por qué las NIIF son un atractivo para los inversionistas?

Se supone que una empresa en términos razonables o de negocios que invierte en implementar las NIIF es porque justamente quiere transparentar su información financiera.

Las NIIF son consideradas las normas de más alta calidad y son aplicadas por más de 120 países.

Además, se someten a rigurosos procesos internacionales antes de ser emitidas formalmente.

Así que el empresario que decida adoptar o implementar esta normativa para preparar estados financieros está haciendo una inversión.

La razón número uno por la que los empresarios la adoptan -además de generar una transparencia en la información- es por el hecho que le brinda un mayor acceso a los mercados de capitales; es decir, le da mayor acceso o facilita que inversionistas locales o extranjeros coloquen recursos sobre su empresa.

Asimismo, un banco sentirá más confianza en las cifras cuando un usuario quiera recurrir a un préstamo bancario si se presenta una declaración financiera regida por las NIIF.