Flujo comercial entre UE y la región es negativo

En Europa, la calidad es indispensable, por lo que recomiendan a empresarios de la región mejorar sus técnicas.

Dos operarios de una fábrica en Berlin, Alemania, inspeccionan el estado de la maquinaria que exportarán.
Dos operarios de una fábrica en Berlin, Alemania, inspeccionan el estado de la maquinaria que exportarán.

San José, Costa Rica.

El acuerdo de asociación entre Centroamérica y la Unión Europea (UE) ha fomentado un mayor flujo comercial, pero todavía enfrenta desafíos como una mayor divulgación de información y mejoras en temas de logística.

Tras poco más de un año de total vigencia del Acuerdo de Asociación entre ambas regiones, expertos manifestaron que se han logrado avances; sin embargo, los empresarios todavía deben enfrentar algunos retos.

“Por lo que se ve hasta el momento, es un cambio ligeramente positivo en términos de flujo comercial. A los exportadores todavía les falta información y capacitación para que sepan aprovechar ese mercado”, refirió Francisco Peiró, representante comercial de la UE para Centroamérica.

Con el objetivo de valorar los aspectos prácticos del ingreso al mercado europeo, la Cámara de Exportadores de Costa Rica (Cadexco), junto con la Secretaría de Integración Económica (Sieca) y la UE realizaron el Euroforum, un foro para empresarios con el fin de analizar herramientas que mejoren el comercio.

Según Peiró, el mercado europeo es uno de los más importantes para la región centroamericana, ya que un tercio de las exportaciones tiene como destino ese mercado que es “sofisticado y busca la calidad” en cada uno de sus productos.

“Existen retos de implementación técnica en el tema sanitario y fitosanitario. En Europa, la calidad es más importante que la cantidad y el precio es importante, pero tiene que ajustarse a un mercado más sofisticado”, aseveró.

Las exportaciones de Centroamérica a EU en 2013 cifraron $4,028 millones. Las importaciones hacia la región ascendieron a $5,103 millones ese mismo año, mientras que en 2012 fueron de $4,479 millones.

La Prensa