Gobierno y privados discuten modificaciones al paquetazo en Honduras

El Gobierno evitaría que el sector empresarial interponga recurso ante la Corte

Tegucigalpa. A 18 días de la entrada en vigencia de la Ley de Ordenamiento de las Finanzas Públicas, Control de las Exoneraciones y Medidas Antievasión, se anuncia un nuevo proceso de reformas relacionadas con la eliminación de impuestos a la comida y reformas a la aplicación de otras medidas tributarias.

En el ámbito empresarial trascendió que luego de conversaciones sostenidas entre representantes de sector privado y el ministro de Finanzas, Wilfredo Cerrato, se determinó una agenda para realizar importantes reformas a la recién aprobada normativa mediante la que el Gobierno pretende obtener unos L12 mil millones por concepto de ingresos fiscales.

“La joya de la corona” de esta legislación es la aplicación de un 15% de Impuesto Sobre Ventas (ISV) a más de 220 alimentos que estaban contemplados en el anexo 1 de la normativa reformada.

El Congreso Nacional aprobó el 20 de diciembre la Ley de ordenamiento de las finanzas públicas para limitar la canasta básica a una cantidad de 72 alimentos exentos de pagar el Impuesto Sobre Ventas. (ISV).

Además, encareció el costo de otros productos comestibles que ya estaban grabados, al aplicarles un 3% al Impuesto Sobre Ventas (ISV), que lo llevó de un 12 a un 15%.

Canasta básica

Según fuentes vinculadas al sector industrial, existe anuencia al más alto nivel de autoridad del nuevo Gobierno y el Consejo Hondureño de la Empresa Privada (Cohep) para realizar una reforma al tema fiscal que impacta la canasta básica de alimentos.

En su momento, Wilfredo Cerrato sostuvo que dejar de aplicar este incremento al tributo de un 3% representaría un sacrificio fiscal estimado en L250 millones a la semana y 500 millones en 15 días. Sin embargo, al reformar de manera total o parcial este tributo acrecentaría las proyecciones de recaudación incluidas en el Presupuesto de Ingresos y Egresos de la República correspondiente a 2014, estimadas en L62 mil millones.

Serias diferencias

El tema que podría ser irreconciliable está contemplado en el artículo número 22-A, capítulo 3, de la Ley de ordenamiento fiscal que tiene que ver con las reformas al Impuesto Sobre la Renta (ISR).

De manera preliminar el ministro de Finanzas reveló en la Cámara Legislativa que es necesario que el Congreso Nacional, mediante el proceso legislativo correspondiente, deje claro que la aplicación de una tasa del 1.5% sobre los ingresos brutos de las personas naturales y jurídicas es un adelanto del pago del ISR y no el cobro de un nuevo impuesto.

El sector privado opina lo contrario y no descarta, según una fuente empresarial, que se interponga un recurso de amparo en contra de la aplicación de esta normativa ante la Corte Suprema de Justicia (CSJ), porque afecta el patrimonio de las empresas.

Al respecto, Cerrato ha dejado entrever que la segunda reforma a esta normativa dejaría sin efecto cualquier argumento de inconstitucionalidad que pudiera alegarse ante los tribunales de justicia competentes. “Evitaremos caer en cualquier ilegalidad”, expresó el funcionario.

Trascendió, también, que estas y otras reformas sugeridas por ambos sectores son analizadas por el presidente electo Juan Orlando Hernández.

Credibilidad

Rafael Delgado, presidente del Colegio Hondureño de Economistas (CHE), capítulo norte, subraya la necesidad de que se formule una agenda de reformas que sea viables para crear crecimiento y desarrollo en el largo plazo.

“Esta agenda de reforma debe colocar en mejor posición a la economía ante los desbalances de la economía global y eso pasa por un ajuste fiscal pero que no sea recesivo. Es de sobra conocido que se puede cerrar la brecha reduciendo los gastos y excesos asociados a la corrupción y a todas las prácticas clientelistas”, concluyó.

La Prensa