Salomón Ordóñez: “Enee perdió L20,000 millones porque EEH no redujo las pérdidas”

El expresidente de la AHPEE dice que si EEH hubiese cumplido, la Enee no necesitaría más bonos para pagar a los generadores.

Salomón Ordóñez, expresidente de la AHPEE.
Salomón Ordóñez, expresidente de la AHPEE.

Tegucigalpa

La intervención que la Superintendencia de Alianzas Público Privadas (SAAP) decretó al contrato de la Empresa Energía Honduras (EEH) ha generado opiniones diversas en el país. Se conversó con Salomón Ordóñez, consultor, experto y ex presidente de la Asociación Hondureña de Productores de Energía Eléctrica (AHPEE), sobre ese tema y el futuro de la Empresa Nacional de Energía Eléctrica (Enee).

¿Cómo analiza la intervención del contrato de EEH?

La intervención es tardía, desde el segundo año se vio que no se estaba cumpliendo con la reducción de pérdidas del sistema de distribución, entonces la intervención tuvo que haberse ejecutado en el segundo año. La intervención es por 12 meses y el contrato de EEH termina en 24 meses, y al final se llevarán todo el contrato interviniendo. Lo que nos preocupa es que en dos años (2023) termina el contrato y el Gobierno deberá buscar quién opere el contrato.

El contrato del sistema de distribución de la Enee ha dado lugar a confusión por las obligaciones del operador, ¿qué es lo que no ha cumplido EEH?

Hay que aclarar dos situaciones, en distribución (que es la administración de las líneas y de los postes) EEH no ha fallado y por el cual cobran un costo fijo. En donde no han cumplido es con la facturación, ya que en vez de haber bajado las pérdidas las subió (la línea base es de 31.95% y al quinto año debe reducirlas a 16.95%, pero a julio 2021 suman 32.59%).

¿Cuál ha sido el impacto de no haber reducido las pérdidas programadas en el contrato?

Se estima que son 20,000 millones de lempiras que la Enee ha dejado de percibir, esa cifras son pérdidas para la estatal eléctrica, y esta es una realidad en las finanzas de la empresa, aunque el operador inversionista justifique que el Gobierno no cumplió con las obligaciones contractuales.

Si EEH hubiese cumplido con la reducción de pérdidas, la Enee no necesitaría más bonos para pagar a los generadores de energía.

¿Por dónde pasa la recuperación financiera de la Enee y qué debe considerar como prioridad la interventora del contrato de EEH?

La parte donde se deben enfocar los interventores es en la parte de comercialización, que es donde se falló con el contrato. Hay que combatir el robo de energía, que equivale entre 19%-20% de las pérdidas totales y que no siempre es robo porque muchas veces el cliente no tiene el medidor, mientras las pérdidas técnicas de transmisión y distribución suman 15%.

¿Cree que la intervención al contrato de EEH sea la solución para rescatar las finanzas de la Enee?

No, se requiere de más trabajo, antes de la intervención le solicitamos al Consejo Hondureño de la Empresa Privada (Cohep) promover un diálogo entre las partes (EEH y Enee) para solucionar las diferencias, así como un trabajo de los equipos de abogados de ambas partes para buscar una solución, ya que cada día se pierden millones de lempiras. Si la intervención no va orientada a la reducción de pérdidas, se continuará con el mismo problema financiero de la Enee.

La EEH ha anunciado la posibilidad de una demanda por $805 millones en contra del Estado, ¿qué representaría para la Enee esa millonaria demanda?

Una cantidad de esa no la soporta la Empresa Nacional de Energía Eléctrica, ni la población en general.

Ante ese anuncio de demanda, las partes deben buscar consenso y en caso de que haya deudas que se cumplan. Un litigio de esa magnitud debe evitarse porque si la Enee lo pierde, le tocará pagarlo a a los abonados. Hay tenemos el caso del reclamo de la deuda por costo fijo y que EEH puede tener argumentos sólidos, pero lo mejor para la estatal eléctrica es encontrar consensos.

La Prensa