Alza de precios en insumos impacta al sector agrícola

Costos de las semillas, fertilizantes y maquinaria se han disparado a nivel nacional, señala dirigente de productores de granos básicos.

Un agricultor limpia sus cultivos de maíz en la zona central de Honduras.
Un agricultor limpia sus cultivos de maíz en la zona central de Honduras.

TEGUCIGALPA

El incremento de precios en los insumos agrícolas y alimentos balanceados para animales, mantienen en jaque al sector productor del país, el más clave para la recuperación económica.

Las tormentas Eta y Iota y la crisis por la pandemia del covid-19 dispararon los precios para este sector.

El Banco Central de Honduras (BCH) informó que las actividades de agricultura, ganadería, silvicultura y pesca reflejaron una contracción de -4.3% al mes de mayo pasado.

Los ganaderos y productores de granos básicos explican que los costos de producción se han elevado significativamente por las alzas en los fertilizantes y los alimentos balanceados para animales. En consecuencia, los precios de los productos básicos para la alimentación de los hondureños han comenzado a subir y es probable que continúen con esa tendencia.

“Los productores estamos comprometidos con producir los alimentos, pero también queremos que se nos paguen bien”, expresó la presidenta de la Federación Nacional de Agricultores y Ganaderos de Honduras (Fenagh), Anabel Gallardo.

Detalló que los fertilizantes, que representan el 20% de los costos de producción, han incrementado desde 100 a 200 lempiras por quintal. Mientras que las alzas a los alimentos para animales representan el 80% de los costos, por lo que cualquier aumento es significativo. Gallardo recomienda, casi como única opción para evitar el aumento de precios, hacer estudios de suelo para disminuir el uso de fertilizantes.

Dulio Medina, representante de los productores de granos básicos, indica que los aumentos han sido en todos los insumos desde las semillas, fungicidas, fertilizantes y hasta la maquinaria. Además, tienen la desventaja de la desgravación arancelaria a través del Tratado de Libre Comercio entre Centroamérica y los Estados Unidos (CAFTA). Esto provoca que los productores no vendan sus granos o que los den a muy bajos precios porque la industria prefiere importarlos.

Por su parte, Fredy Torres, representante del sector arrocero del país, detalla que en ese rubro el incremento este año ha sido elevado, pero el precio se mantiene desde hace seis años.

La Prensa