El Cohep pide certificar pérdidas para evitar impuesto al activo neto

El sector empresarial solicitó ayer al Congreso que elimine este impuesto para los períodos 2020 y 2021.

Mayoría de empresas estuvieron cerradas alrededor de cinco meses en 2020 como medida para frenar la pandemia del covid-19.
Mayoría de empresas estuvieron cerradas alrededor de cinco meses en 2020 como medida para frenar la pandemia del covid-19.

Tegucigalpa, Honduras.

Las empresas deberán pagar 156.1 millones de lempiras por concepto del 1% al activo neto del período fiscal 2020, pese a las millonarias pérdidas que han registrado durante la pandemia del covid-19, asegura el sector privado del país.

En ese sentido, el Consejo Hondureño de la Empresa Privada (Cohep) instruyó a las empresas a “que procedan a certificar dicha pérdida operativa originada por caso fortuito o fuerza mayor con una firma auditora que se encuentre debidamente registrada en el colegio respectivo”.

La iniciativa privada citó los artículos de la Ley de Equidad Tributaria en los que se establece que “no están obligados a declarar ni pagar el impuesto consignado en esta ley cuando: los contribuyentes que en un período sufrieren pérdidas operativas originadas por caso fortuito o fuerza mayor”.

También informaron que las empresas están amparadas en el artículo 2 del Código Tributario, que les libera de toda obligación tanto formal como material relacionada con el impuesto al activo neto en caso de pérdidas.


Eliminación en el CN

Los empresarios, a través de la Federación de Cámaras de Comercio de Honduras (Fedecámaras), solicitaron al Congreso Nacional “que proceda a eliminar el pago del 1% sobre el activo neto para los periodos fiscales 2020-2021, respectivamente, para las empresas que operaron con pérdida”.

La crisis económica provocada por la pandemia del covid-19 y las tormentas Eta y Iota “afectó el flujo de caja de las empresas en general, lo que ha causado que tengan pérdidas, por lo que debe suspenderse el activo neto y la Ley de Equidad Tributaria lo establece por casos fortuitos”, manifestó Rolando Alvarenga, presidente de Fedecámaras.

Según Alvarenga, un porcentaje de 40% de las empresas se han reactivado a medias, sobre todo las micro, pequeñas y medianas empresas (mipymes). Al respecto, una fuente de la junta directiva del Congreso informó que “no se ha tocado el tema”, y en todo caso tienen que consensuar con funcionarios del Servicio de Administración de Rentas (SAR) y la Secretaría de Finanzas (Sefin).

No obstante, las autoridades del SAR no respondieron a consultas sobre el tema.

La Prensa