La mitad de las empresas esperan mantener el número de empleados

Las microempresas son el sector más afectado: el 27% de ellas informó a la Secretaría que tendrá que reducir su plantilla, el 12% reducirá salarios y el 16% seguirá con suspensión de trabajadores.

El confinamiento impactó directamente a los emprendedores, quienes vieron caer a cero sus ingresos.
El confinamiento impactó directamente a los emprendedores, quienes vieron caer a cero sus ingresos.

Tegucigalpa, Honduras.

Los efectos de la pandemia y las tormentas de noviembre pasado perseguirán durante este año a decenas de empresas, que temen no lograr una recuperación plena o intermedia o, por lo menos, mantener su número de empleados.

Según el informe “Honduras: impacto de la pandemia covid-19 en empresas y empleos”, de la Secretaría de Trabajo y Seguridad Social (STSS), la mitad de empresas espera mantener la misma cantidad de empleados, pero un 20% considera que disminuirá el número.

Solo el 11% aumentará la cantidad de empleados, un 7% se tendrá que reducir el salario y el 12% suspender trabajadores.

Estas previsiones fueron inicialmente para los primeros meses de 2021, pero, según los representantes del sector empresarial, esta será una constante para el resto del año a medida que no se controle la pandemia y no llegue la vacuna.

LEA: Banco Mundial prestará 20 millones de dólares a Honduras para comprar vacunas

De acuerdo con el tamaño de la empresa, se encontró que el 86% de la gran empresa espera mantener a sus empleados, igual condición presenta la mediana empresa, con el 88%.

La microempresa es la que muestra una disminución de sus planillas, ya que el 27% de las mismas declaran que tendrán que efectuar una disminución de empleados, un 12% tendrá que reducir salarios y un 16% tendrá que suspender empleados, lo que coloca a la microempresa como la más vulnerable para enfrentar las dificultades y lograr mantener a su personal entrenado y con conocimiento del quehacer de sus actividades laborales.

La crisis económica a raíz de la pandemia y las tormentas Eta y Iota elevaron el número de desempleados a más de 450,000 sin ningún tipo de empleo y unos 600,000 hondureños que cruzaron el umbral de la pobreza.

De acuerdo con el presidente del Consejo Hondureño de la Empresa Privada (Cohep), Juan Carlos Sikaffy, se van a requerir unos tres años para volver a donde comenzamos en materia económica y recuperar los empleos perdidos.

“La pandemia afecta más a economías con graves preexistencias, y esa ha sido la situación de arranque de esta crisis, por ello se requieren entonces cuidados intensivos y sistemáticos para salir del problema”, manifestó Sikaffy.

La Prensa