Descartan ampliar el plazo para el alivio de deudas

La Ahiba solicitó ampliar la prórroga, pero las autoridades de la CNBS dicen que se debe cuidar la calidad de la cartera crediticia. El plazo vence el 31 de marzo.

Las medidas que aprobó la Comisión Nacional permitieron a los usuarios readecuar las deudas para no entrar en mora y mantener la categoría en la central de riesgos.
Las medidas que aprobó la Comisión Nacional permitieron a los usuarios readecuar las deudas para no entrar en mora y mantener la categoría en la central de riesgos.

Tegucigalpa.

Las medidas de alivio de deuda, congelamiento de la categoría del crédito y otras disposiciones regulatorias para el sistema financiero vencen el próximo 31 de marzo y no habrá una nueva ampliación, informó la Comisión Nacional de Bancos y Seguros (CNBS) en respuesta a la petición realizada por la Asociación Hondureña de Instituciones Bancarias (Ahiba) de dar prórroga por tres meses.

No obstante, la CNBS informó, mediante un comunicado, que “aun cuando a partir del 1 de abril de 2021 se suspende el congelamiento de las categorías de crédito, esto no impide ni prohíbe que las instituciones bancarias, las sociedades financieras y las OPDF continúen reestructurando las obligaciones crediticias de sus clientes, conforme a sus políticas y a la realidad económica del deudor”.

Es necesario

Santiago Herrera, gerente de Política Económica del Consejo Hondureño de la Empresa Privada (Cohep), afirmó que la no ampliación “es una lástima porque yo creo que sí se necesitaba, sobre todo porque en este momento no se ha empezado a vacunar a la gente. Hay que tener en cuenta las condiciones”.

A criterio de Herrera, a partir del 1 de abril los hondureños tendrán menos acceso a créditos para consumo, vivienda y tarjetas de crédito, o simplemente a la readecuación de sus deudas. Sin embargo, las autoridades de la CNBS explicaron que las medidas se han mantenido durante un año, pero que deben retomarse para cuidar la calidad de la cartera crediticia.

El objetivo de flexibilizar las medidas regulatorias es que los bancos y las Organizaciones Privadas de Desarrollo Financieras (OPDF) puedan reestructurar las carteras crediticias afectadas por la pandemia y las tormentas, que les permita dar un trato diferenciado a los usuarios mediante las medidas de alivio y readecuación de deudas.

Normas financieras

Los bancos y las otras instituciones del sistema financiero deben apegarse a las normativas de nuevo.

“Es necesario que se regrese a la normalidad, quizá dejar parte de las medidas”, explicó el expresidente de la CNBS, José Luis Moncada.

“Ahora bien eso no limita que ciertos bancos puedan ser flexibles”, puntualizó Moncada.

El otorgamiento de períodos de gracia son aplicados por las instituciones a las operaciones de crédito de los deudores afectados por la pandemia, correspondientes a los créditos de consumo, tarjetas de crédito y vivienda, siempre y cuando estos clientes evidencien o acrediten su incapacidad de pago.

A partir de abril, los deudores que no se hayan puesto al día con sus obligaciones o no han readecuado sus préstamos verán afectada su categoría o historial crediticio en la central de riesgos.

La Prensa