Líderes discuten acciones para superar la peor crisis en 120 años

El Banco Interamericano de Desarrollo (BID) lidera evento para debatir los planes de recuperación de la región. Lanzarán iniciativa para emprendedoras latinoamericanas.

Analistas prevén que la recuperación se alcanzaría en el año 2024.
Analistas prevén que la recuperación se alcanzaría en el año 2024.

SAN PEDRO SULA.

Los desafíos sin precedentes que afronta América Latina en momentos en que despliega sus esfuerzos de vacunación y sienta las bases para la recuperación pospandemia serán la parte toral de la asamblea anual en formato virtual que desarrollará el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) del 17 al 21 de marzo.

El encuentro contará con la participación de autoridades y líderes de los sectores público y privado, los que analizarán qué debe hacer la región para salir más fortalecida que antes en áreas como infraestructura, economía digital, empoderamiento de las mujeres y la vinculación regional con las cadenas globales de suministro.

Sumado a ello, la Asamblea de Gobernadores del BID, que es la principal instancia de toma de decisiones en el Banco y representa a sus 48 Estados miembros, debatirá sobre el rol del organismo en una etapa de recuperación signada por urgentes necesidades sociales y complejas situaciones fiscales.

La crisis económica durante 2020 dejó una caída de 9.5% del producto interno bruto (PIB) de Honduras, la peor recesión económica que registra el país.

Entre los paneles a desarrollarse destaca Mujeres creciendo juntas en las Américas, el cual tratará los desafíos que enfrentan las empresas lideradas por mujeres para participar en las cadenas globales de valor.

Este evento incluirá el lanzamiento de una iniciativa para empoderar a las mujeres empresarias ante sus socios estratégicos del sector privado.

En el mismo disertarán la vicepresidenta colombiana Marta Lucía Ramírez y altos funcionarios de las compañías Mastercard, Walmart Internacional, Accenture y Americas Society.

América Latina y el Caribe registró contracción de un -7.7% en 2020, pero tendrá una tasa de crecimiento positiva de un 3.7% en 2021, debido principalmente a un rebote estadístico que, sin embargo, no alcanzará para recuperar los niveles de actividad económica prepandemia del coronavirus (en 2019).

Según la Cepal, a través de un estudio reciente, la región ha sido la más golpeada a nivel mundial y la situación actual se traduce en la peor crisis económica de los últimos 120 años.

Para este año se espera una tasa de crecimiento del PIB positiva que refleja un rebote estadístico, pero la recuperación del nivel de producto interno bruto (PIB) precrisis será lenta y se alcanzaría recién hacia 2024.

La crisis económica durante 2020 dejó una caída de 9.5% del producto interno bruto (PIB) de Honduras, la peor recesión económica que registra el país.

La Prensa