Pandemia y tormentas dejarán pérdidas por L75,000 millones

Para volver a estar en los niveles de antes de la covid-19 tardará al menos tres años. Los sectores más afectados son manufactura, hoteles, transporte, comercio y el agro.

El valle de Sula, el sector más productivo de la economía del país, fue severamente afectado.
El valle de Sula, el sector más productivo de la economía del país, fue severamente afectado.

Tegucigalpa.

La pandemia del covid-19 las dos tormentas tropicales que impactaron en noviembre pasado sumieron en una crisis económica y social sin presedentes al país en menos de diez meses de 2020.

Solo el coronavirus dejaría una caída de -7.4% del producto interno bruto (PIB), pero a ello se le sumaron las tormentas Eta y Iota, por lo que la contracción económica se elevó a -9.5%, anunció ayer el presidente del Banco Central de Honduras (BCH), Wilfredo Cerrato.

“Después de las tormentas tenemos 1.3% y después de revisar otras actividades que no se recuperaron como esperábamos tenemos nueve y medio, es una caída fuerte y solamente muy ordenados, muy unidos podremos sacar adelante este país”, advirtió Cerrato, quien calcula que volver a los niveles de antes de la pandemia puede tardar tres años.

59.4 %
empresas reabrieron. El 59.4% de las empresas reabrieron operaciones, pero sus niveles de ventas y negocios no son buenos. Un 10.4% cerró definitivamente a causa de la pandemia.

De acuerdo con el funcionario, ese porcentaje de contracción del PIB se traduce en una merma de entre 70,000 a 75,000 millones de lempiras que ha perdido la economía por la fuerte caída de la producción, el empleo y el consumo de bienes y servicios.

La súbita desaceleración de la actividad económica debido a las medidas aprobadas para la contención del coronavirus y también por las inundaciones coloca la producción de Honduras en el nivel más bajo de su historia.

Los rubros más golpeados son manufactura, hoteles, transporte, comercio y el rubro agroalimentario, según el BCH.

economia1b1-161220(800x600)
"Es la peor caída histórica del país, inédita en nuestra economía": Juan C. Sikaffy,
presidente del Cohep.

Para Hugo Noé Pino, expresidente del BCH, la situación económica y social del país es precaria y se requieren esfuerzos y voluntad política del gobierno para recuperar el país. Lo lamentable es que “no miro la voluntad política entre el gobierno para alcanzar ese nivel de consenso y me preocupa que el próximo año es electoral y de tener una agenda oculta solo causaría más daños al país”, manifestó Noé Pino.

Pobreza y desempleo

El presidente del Consejo Hondureño de la Empresa Privada (Cohep), Juan Carlos Sikaffy, considera que el impacto económico por la pandemia y las tormentas “compromete el futuro inmediato, pues si teníamos prevista una recuperación de la actividad económica de entre 4.5% y 5% para 2021, creemos que esa recuperación más lenta y estimamos que podría ser entre 2.5% y 3% con mucho optimismo”.

Tanto economistas como empresarios y funcionarios creen que la recuperación pasa por un gran esfuerzo en conjunto de todos los sectores del país.

La Prensa