Daños de huracanes a la agricultura retrasará recuperación de Centroamérica  

El impacto de ambos huracanes magnifica las presiones crediticias existentes sobre Honduras y el resto de los países de la región.

Las lluvias, vientos, inundaciones y deslaves provocados por los dos potentes huracanes dejaron muertos, desaparecidos, y daños a la infraestructura y los cultivos.
Las lluvias, vientos, inundaciones y deslaves provocados por los dos potentes huracanes dejaron muertos, desaparecidos, y daños a la infraestructura y los cultivos.

Panamá.

El impacto de los huracanes Eta e Iota en Centroamérica profundizará la recesión provocada por la pandemia y retrasará la recuperación económica debido a los daños a la agricultura en los cuatro países más afectados por estos fenómenos climáticos, dijo este martes Moody's.

Las lluvias, vientos, inundaciones y deslaves provocados por los dos potentes huracanes en las dos primeras semanas de noviembre pasado en casi toda Centroamérica dejaron dos centenares de muertos, desaparecidos, y daños a la infraestructura y los cultivos.

Nicaragua, con calificación (B3 estable), Honduras (B1 estable), El Salvador (B3 RUR-) y Guatemala (Ba1 negativo), unas economías "dependientes de la agricultura" sufrieron "importantes daños físicos" en este sector, lo que "agravará los desafíos fiscales y económicos existentes" para estos países que ya viven "profundas recesiones como consecuencia de la pandemia" en curso, dijo Moody's.

Además lea: Dramáticos daños dejaron Eta y Iota en infraestructura vial y producción agrícola

Según el Banco Mundial, recordó la calificadora, la agricultura representa entre el 5 % (El Salvador) y el 15 % (Nicaragua) del producto interno bruto (PIB) en estos cuatro países, mientras que el empleo agrícola representa casi un tercio del total en Guatemala, Nicaragua y Honduras.

Los ingresos en cada uno de estos países son altamente dependiente de la salud de la industria agrícola, y los choques relacionados con el clima influyen significativamente en sus métricas crediticias clave soberanas, como la volatilidad del crecimiento del PIB, ingresos familiares e ingresos por exportaciones agrícolas, dijo el informe de Moody's.

Moody's prevé que en promedio del PIB de los países centroamericanos se contraiga este 2020 en "más de un 6 % antes de expandirse un 4 % en 2021", y que "la media deuda/PIB de Centroamérica aumentará a 57 % para 2021 desde 44 % en 2019".

Así, el impacto de ambos huracanes "magnifica las presiones crediticias existentes sobre soberanos (países) con calificaciones más bajas como El Salvador y Nicaragua, al mismo tiempo que limita a Honduras, y una proporción menor la capacidad de Guatemala, para preservar compromisos de larga data con la consolidación fiscal y métricas estables de deuda".

"Los choques climáticos profundizarán las recesiones inducidas por la pandemia en los países afectados y retrasarán su recuperación", agregó el informe de la calificadora.

La Prensa