Pago de deuda absorberá más de L41,300 millones del presupuesto para 2021

La asignación presupuestaria para Salud es de L17,232.5 millones, mayor al aprobado para este año que ascendía a 15,880 millones.

Tegucigalpa, Honduras.

Los impuestos siguen siendo insuficientes para financiar el aparato estatal y las inversiones en renglones prioritarios como salud, educación e infraestructura.

Para 2021, los ingresos serán menos todavía, advierten los empresarios y analistas económicos. La situación fiscal se vuelve más crítica y las partidas presupuestarias para 2021 lo reiteran. Solo el pago de deuda absorberá el 25% del Gobierno en su administración central, que son 41,352.4 millones de lempiras, es decir, que se pagarán 113.3 millones diarios por deudas adquiridas.

En total el Gobierno de Honduras tiene deudas por un monto cercano a los 300,000 millones de lempiras (12,000 millones de dólares). Y estiman endeudarse en cerca de 60,000 millones de lempiras durante el próximo año para financiar el 36.8% del presupuesto, informaron las autoridades de la Secretaría de Finanzas (Sefin).

Estiman recaudar más de 96,000 millones de lempiras en impuestos; pero el sector empresarial y economistas advierten que no se alcanzará esa meta porque no es realista con la actividad económica que se tendrá luego de la crisis que dejará una contracción de un -8%. El presupuesto destinado para pagar deuda supera en cerca de 10,000 millones de lempiras al de Educación y casi duplica el de Salud para el próximo año.

En ese sentido, analistas y empresarios piden a las autoridades que se revise para optimizar y reorientar el uso de los recursos del Estado a fin de reactivar la economía, mejorar la educación, la salud y la infraestructura productiva.

Autoridades del Consejo Hondureño de la Empresa Privada (Cohep) y de la Cámara de Comercio e Industrias de Tegucigalpa (CCIT) advierten que es casi imposible lograr un crecimiento de entre 4.5 y 5%, porque lo que es erróneo y riesgoso es plantear un presupuesto con base en esas estimaciones. Sin embargo, las autoridades de Sefin afirman que el presupuesto es sostenible y racional para reactivar la economía.

Sectores prioritarios

Los sectores sociales y productivos seguirán bajo las mismas condiciones el próximo año debido a que tienen similares partidas presupuestarias a las de 2020.

Para Educación se propone un presupuesto de 31,749.8 millones de lempiras, pero con un bajo margen para mejorar la calidad debido a que el 90% se destina a salarios. Para Salud se presupuestan 17,232.5 millones de lempiras, mayor al aprobado para este año 2020 que ascendía a 15,880 millones, pero que se disparó por la pandemia del covid-19.

La inversión pública mantiene los mismos niveles de este año, por lo que no se espera un mayor avance o repunte en los sectores productivos. “Mucha deuda pone obstáculos al desarrollo económico de los países porque el presupuesto no tiene espacio para invertir en los sectores que contribuyen al desarrollo económico y social”, explica la expresidente del Colegio Hondureño de Economistas, Liliana Castillo.

Indica que es urgente reforzar los sectores de Salud, Educación y obras de infraestructura.

La Prensa