Honduras reduce en tres puntos el encaje en busca de dinamizar la economía

La colocación de Fondos de Garantía "es pobre" debido a la incertidumbre de las empresas ante la crisis generada por el coronavirus.

Wilfredo Cerrato, presidente del Banco Central de Honduras.
Wilfredo Cerrato, presidente del Banco Central de Honduras.

Tegucigalpa.

El Banco Central de Honduras anunció este martes una reducción en tres puntos porcentuales del encaje legal en moneda nacional y estableció en 3 % las inversiones obligatorias, con el fin incentivar el crédito a las micro, pequeñas y medianas empresas (MiPymes) y dinamizar la economía.

En una conferencia de prensa virtual, el presidente del BCIE, Wilfredo Cerrato, dijo que el directorio de la entidad aprobó reducir el encaje legal en moneda nacional del 12 % a 9 %, con el objetivo de que sectores prioritarios tengan acceso a recursos.

También estableció en 3 % el requerimiento de inversiones obligatorias en moneda nacional, para registrarlo con el valor total garantizado por el Fondo de Garantía para MiPymes de los préstamos nuevos otorgados a sectores prioritarios, según un comunicado del emisor.

Cerrato indicó que la liquidez "no debe ser un problema a la hora de apoyar a los sectores productivos", especialmente a las MiPymes.



Señaló que la colocación de Fondos de Garantía "es pobre" debido a la incertidumbre de las empresas ante la crisis generada por el coronavirus.

De 2.468 millones de lempiras (98,72 millones de dólares) del Fondo de Garantía, solo se han utilizado alrededor de 100 millones de lempiras (cuatro millones de dólares), enfatizó.

Las medidas anunciadas permitirán liberal gradualmente 8.727,6 millones de lempiras (349,1 millones de dólares), aumentar la tasa de crecimiento, reducir el costo de oportunidad de los bancos, y podría propiciar una baja adicional de la tasa de interés en 0,84 %, explicó el funcionario.

"Este es un ganar, ganar, con el objetivo final de atender a las MiPymes y poniendo un incentivo al sistema financiero (...) para que agarren ánimo de prestar a las MiPymes y cada vez que hablemos de incertidumbre hablemos del Fondo de Garantía", añadió.

Reducir incertidumbre

Cerrato indicó que el objetivo del Fondo de Garantía es "reducir esa incertidumbre y riesgo del sistema financiero y de las empresas con el fin de que reactive sus negocios".

Según los datos del Banco Central, el Índice Mensual de la Actividad Económica (IMAE) registró una "contracción del 10 %" en el primer semestre debido a las caídas registradas en las actividades de industria Manufacturera, comercio, construcción privada, hoteles y restaurantes, transporte y almacenamiento, y agricultura.

Sin embargo, la posición externa del país centroamericano se mantiene "fortalecida" y al 28 de agosto reportó un saldo de reservas internacionales netas de 7.457,9 millones de dólares, debido al "mayor financiamiento externo" recibido para mitigar los efectos de la COVID-19, añadió el BCH.

El nivel de reservas internacionales permite a Honduras tener una cobertura de 8,29 meses de importaciones de bienes y servicios.

El contexto macroeconómico genera "bajas presiones inflacionarias" sobre el nivel general de precios, por lo que la inflación interanual a junio pasado fue de 3,1 %, según el Banco Central La inflación está justificada por "choques de oferta debido a los menores precios internacionales de los combustibles respecto al año previo, así como de demanda por la contracción en el consumo y la inversión doméstica", agregó.

Al cierre de 2020 la inflación se mantendrá "cercana al límite inferior del rango de tolerancia 4 %" y para 2021 se prevé que regrese “gradualmente al valor central de ese rango, conforme se normalice la actividad económica del país", según la entidad.

La pandemia de coronavirus ha reducido los ingresos de Honduras por recaudación fiscal, lo cual podría provocar un mayor endeudamiento del país para financiar en parte el gasto público, según las autoridades y economistas.

El Paramento aprobó en abril un decreto que autoriza a la Secretaría de Finanzas a contratar de manera directa préstamos hasta por 2.500 millones de dólares entre 2020 y 2021, en el contexto de la emergencia sanitaria por la COVID-19.

En el primer semestre, la deuda externa de Honduras alcanzó los 10.833,4 millones de dólares, un 19,9 % más con relación al mismo período de 2019.

Del total de la deuda externa, 8.976,5 millones de dólares corresponden a la del sector público y 1.856,9 millones a la del privado, según el Banco Central.

La Prensa