Envío de remesas supera los 2,464 millones de dólares a junio, según BCH

Reservas internacionales suman 1,580 millones de dólares, equivalente a 8.14 meses de importaciones, señala el BCH.

Una ciudadana retira dinero de una agencia bancaria.
Una ciudadana retira dinero de una agencia bancaria.

TEGUCIGALPA.

Aunque hubo una leve recuperación en el envío de remesas en mayo y junio, el Banco Central de Honduras (BCH) estima una caída cercana al 9% al cierre de 2020.

Al cierre de junio se registra una caída interanual del 4.2% y sumando 2,464.6 millones de dólares (20.4% del producto interno bruto), según la reciente revisión del Programa Monetario 2020-2021 del BCH.

El reporte destaca que el flujo de remesas entre mayo y junio fue superior a lo esperado en las estimaciones previas por la mejora en los empleos en EEUU.

Además
1- En 2019, los hondureños en el extranjero enviaron remesas por 5,562.2 millones de dólares (más de 137,000 millones de lempiras).

2- Las madres hondureñas son las principales receptoras de divisas, con un 35.7%.

3- La proyección de 2020 era de al menos $4,000 millones.

Según la Oficina de Estadísticas Laborales de EUA, en esos dos meses se crearon 7.5 millones de empleos por la reanudación parcial de la actividad económica, ubicándose la tasa de desempleo en 14.5% a junio; es decir, una mejora de 4.4% respecto a abril pasado.

El presidente del BCH, Wilfredo Cerrato, expresó que los pronósticos en la merma de las reservas han disminuido con respecto a las proyecciones iniciales.

Saldo reservas

Por otro lado, la revisión del BCH subraya que un saldo histórico de $7,389 millones de dólares se alcanzó en cuanto a reservas internacionales netas (Rin) al concluir el sexto mes del año, acumulando en el semestre 1,580.1 millones de dólares, que equivalen a una cobertura de 8.14 meses de importaciones de bienes y servicios.

El analista económico del Consejo Nacional de Inversiones (CNI), Alejandro Aronne, indicó que “en etapa de crisis por el covid-19, cuando la economía se ha paralizado, resulta que tenemos una abundancia de divisas, estabilidad cambiaria y nunca habíamos tenido el nivel de reservas internacionales que estamos experimentando gracias a la colocación de bonos soberanos y los préstamos de los organismos multilaterales”.

La Prensa