En más de 27% disminuye la recaudación de impuestos

La caída equivale a 16,599.9 millones de lempiras menos de la meta presupuestada porel Gobierno. En el peor escenario, economía regional retrocederá en 4%, según el Icefi.

Los hondureños pagaron menos impuestos en el primer semestre de 2020, debido al covid-19, que en el mismo período de 2019.
Los hondureños pagaron menos impuestos en el primer semestre de 2020, debido al covid-19, que en el mismo período de 2019.

SAN PEDRO SULA.

En 27.8% disminuyó la recaudación de impuestos al 30 de junio respecto al mismo período de 2019, según un comunicado emitido por la Secretaría de Finanzas.

La caída es consecuencia directa de la situación económica del país a causa de la pandemia, que ha afectado el pago de tributos por parte de los contribuyentes.

Los ingresos corrientes, al período enero-junio ascendieron a 42,313.5 millones de lempiras ($1,692.5 millones), procedentes de los ingresos tributarios, no tributarios, ventas de bienes, rentas de las propiedad y transferencias corrientes.

La cifra representa una recaudación del 71.8% respecto a lo presupuestado.

1,397.3
millones de lempiras es la caída en la recaudación de los impuestos a los combustibles respecto a la meta presupuesta.

Lo anterior representa una caída de L16,599.9 millones del presente ejercicio fiscal y de L11,929.0 millones en relación con el mismo período del año pasado.

Las restricciones en la operatividad de negocios y empresas, y en la movilidad de personas, decretadas en la cuarentena desde la segunda quincena de marzo, y otros factores, inciden en la actividad comercial y económica del país, agrega el documento.

Los ingresos tributarios que corresponden a la Administración Central sumaron L40,309.7 millones, es decir, una caída de L15,553.3 millones (-27.8%), respecto al presupuesto general aprobado. En comparación al mismo período de 2019 se refleja una baja de L11,545.6 millones.

Previsiones

El Instituto Centroamericano de Estudios Fiscales (Icefi) advirtió en un análisis que Centroamérica perderá alrededor de 3,850 millones de dólares de la recaudación tributaria durante 2020 debido al covid-19.

La entidad no gubernamental con sede en Guatemala indicó que la cifra derivó tras analizar “las proyecciones de crecimiento oficiales” y “los resultados más actualizados de recaudación de impuestos“, y que los 3,850 millones de dólares son equivalentes al 0.92% del producto interno bruto regional.

El Icefi especificó en una nota de prensa que la baja es “resultado de los efectos de la pandemia, que ha mantenido confinados a los países de la región por espacios variados de tiempo cada uno, salvo por Nicaragua, sin orden oficial de cuarentena.

De acuerdo con la entidad, para explicar la caída de la recaudación subrayan la “contracción de la actividad económica” en “la reducción de los flujos de las remesas” del exterior y “la disminución severa de los ingresos de la actividad turística”.

Para Honduras, el Icefi estima que la recaudación a final de 2020 sea alrededor de L96,379.9 millones, es decir, L13,341.9 millones menos al presupuestado.

El Icefi proyectó cuatro escenarios posibles que han analizado derivado de las consecuencias del distanciamiento social, la baja del petróleo, la baja en la recaudación de impuestos y las medidas fiscales especiales de emergencia aplicadas.

Según el instituto, el peor de los escenarios podría desatar un crecimiento negativo del -4.0%, el mismo para cada uno de los seis países de Centroamérica, derivado por la parálisis de la actividad económica. En el mejor de los escenarios de la crisis, la región podría contar con un crecimiento positivo del 1.5%, siendo Panamá el país con mejores cifras (2.6%), seguido de Honduras y Guatemala (1.8%), Costa Rica y El Salvador (1.2%) y Nicaragua (0.3%).

Durante una conferencia virtual, el economista sénior del Icefi Abelardo Medina recordó que “durante 2019, la región nuevamente reportó una reducción en la velocidad del crecimiento del producto interno bruto (PIB). Realmente los países de la región venían de considerarse muy dinámicos, al extremo que en el año 2015 tuvimos una tasa de crecimiento media regional de 4.1% y en el año 2017 de 4.0%”.

Agregó que tanto las autoridades de los bancos centrales, como el Fondo Monetario Internacional (FMI), esperaban que antes de la pandemia que la recuperación económica se manifestara de alguna manera, pero no a los niveles de 2017.

LC tributaria 100720 bueno(800x600)
La Prensa