Anuncio de medidas tributarias durante emergencia causa malestar

SAR aclaró que disposición se aplica solo a empresas que han vendido al Estado en la crisis.

 Oficina del Servicio de Administración de Rentas (SAR) en Tegucigalpa.
Oficina del Servicio de Administración de Rentas (SAR) en Tegucigalpa.

San Pedro Sula, Honduras.

Otra controversia surgió ayer entre el sector empresarial y Servicio de Administración de Rentas (SAR) a raíz de un acuerdo emitido por esta última con nuevas medidas tributarias durante el tiempo de la emergencia sanitaria.

A través del mismo acordó “habilitar días y horas inhábiles a nivel nacional, del período comprendido entre el 19 de abril de 2020, al 19 de julio de 2020, para el debido cumplimiento de las facultades de fiscalización, control, verificación, comprobación, notificación, recuperación de deudas, así como todas aquellas actuaciones que en el marco de su respectiva competencia lleve a cabo el SAR a nivel nacional”.

Tras la divulgación del acuerdo SAR-191-2020, directivos del sector privado y analistas reaccionaron en contra a través de mensajes en redes sociales.

Además
La comisión interventora de la Enee:Debido a la emergencia, el personal no está laborando, pero la institución anunció en el comunicado que han instruido a técnicos para proceder con las constancias de facturas a las empresas generadoras de energía eléctrica que están laborando.

“El SAR no tiene tales facultades y no puede estar sobre el estado de excepción del Ejecutivo y Legislativo. Esto es terrorismo fiscal”, dijo el economista y asesor bancario José Luis Moncada.

En tanto, Gustavo Solórzano, gerente de Asesoría Legal del Consejo Hondureño de la Empresa Privada (Cohep), comparó al SAR con una enfermedad preexistente y letal para las empresas y la economía hondureña.

Un criterio similar compartió el presidente de la Cámara de Comercio e Industria de Tegucigalpa (CCIT), José Luis Rivera, al escribir desde su Twitter: “Pobre Honduras, dos males la aquejan ahora, no hemos salido de SARS-CoV-2 y ahora en lo económico nos va a terminar de acabar el SAR”.

También reaccionó por esa misma vía Pedro Barquero, presidente de la Cámara de Comercio e Industrias de Cortés, al opinar que “es inconcebible que en medio de la pandemia se sigan cometiendo abusos desde el SAR y la comisión interventora de la Enee. Con acciones como estas difícilmente saldremos adelante. ¿Adónde está el respeto al Estado de derecho?”

La comisión interventora de la Empresa Nacional de Energía Eléctrica , que coordina Miriam Guzmán, también directora de la SAR, emitió el 23 de abril un comunicado en el cual anunció a las empresas generadora de energía eléctrica que están en operación comercial que debido a la emergencia sanitaria nacional las oficinas de la estatal estarán cerradas.

Vigencia del acuerdo
El acuerdo SAR-191-2020 entró en vigor al ser publicado el 19 de abril, pero usuarios piden dejarlo sin valor y emitir uno nuevo que sea más claro

El SAR responde.

La reacción de los empresarios sirvió para que horas más tarde el SAR aclarara a través de redes sociales y luego emitiendo un comunicado oficial que la medida solamente se aplica a las empresas que han vendido al Estado en el período de emergencia.

“La habilitación de días y horas inhábiles a que se refiere el acuerdo número SAR-191-2020 es únicamente para dos efectos: protección al consumidor ante la ola de abusos en altos precios a productos básicos y colaborar con los entes contralores e investigadores en las denuncias de casos de corrupción en el contexto de la emergencia sanitaria por el COVID-19”.

Ante ello, usuarios pidieron al SAR anular el acuerdo inicial y emitir uno nuevo que sea más claro con las disposiciones.

La Prensa