El comercio no se detiene: nueve barcos en la bahía

El gerente de la Portuaria desestimó que el principal puerto del país esté colapsado. “Se trabaja con normalidad”, dice, las 24 horas los siete días.

Vista aérea de la terminal portuaria de Puerto Cortés. Foto: Archivo
Vista aérea de la terminal portuaria de Puerto Cortés. Foto: Archivo

SAN PEDRO SULA.

La presencia de alrededor de nueve barcos que transportan graneles despertó alarmas de un posible colapso o saturación de los servicios dentro de la terminal de graneles en Puerto Cortés.

Ante esta situación, LA PRENSA se comunicó con las autoridades de la Empresa Nacional Portuaria (ENP) para conocer la situación del puerto.Gerardo Murillo, gerente de la ENP, dijo que los puertos están trabajando las 24 horas del día y los 7 días de la semana con el comercio fluyendo positivamente.

Murillo resaltó que parte de estas embarcaciones en la bahía del puerto se debe a que el país se encuentra en la temporada alta de exportaciones e importaciones, pero que los puertos están comunicándose y coordinándose con las diferentes instituciones para que todo opere correctamente. “Estamos atendiendo con normalidad en las diferentes terminales”, aseguró Murillo y descartó la posibilidad de un posible colapso en las operaciones portuarias.

Operación
1- Según la Comisión Centroamericana de Transporte Marítimo (Cocatram), Honduras manipuló 1,153.7 toneladas métricas de granel durante 2018.

2- El manejo de granel representa el 23% de las operaciones portuarias.

Además, el gerente de la Portuaria indicó que estarán informando de la evolución del comportamiento de las exportaciones e importaciones que se pueden ver afectadas por la pandemia del coronavirus.

Autoridades de la Operadora Portuaria Centroamericana (OPC) señalaron que desde el pasado 26 de marzo han puesto en curso un plan de contingencia en apoyo a la logística de coordinación de líneas navieras y agentes aduaneros para que la documentación pueda ser enviada vía correo electrónico, ya que el país se encuentra en estado de emergencia.

La OPC indicó que los cobros por tarifas por sobreestadías a los importadores son para motivar el retiro de contenedores dentro de la terminal portuaria y así evitar que la acumulación de los mismos provoque un colapso en las instalaciones de la terminal.

La Prensa