Sector privado espera vender al menos 7,000 viviendas este año

Según el sector construcción, en Honduras se requieren 400,000 casas nuevas y 600,000 necesitan mejoras.

Según la Chico, el déficit habitacional es de un millón
Según la Chico, el déficit habitacional es de un millón

Tegucigalpa, Honduras.

La venta de viviendas cerró 2019 con una baja en la construcción y financiamiento, ya que solo se alcanzó un poco menos de seis mil unidades, según Gustavo Boquín, vicepresidente de la Cámara Hondureña de la Construcción (Chico).

La meta en los últimos años ha sido lograr las 10,000 viviendas, sin embargo, todavía no se logra esa cantidad.

Pero el sector construcción está optimista en 2020 y considera que se puede lograr la meta o por lo menos unas siete mil casas, tanto para clase social, como para clase media.

Boquín reconoce que lograr la meta propuesta de 10,000 casas “es ambicioso, pero esperamos que con la entrada en vigor de la ley se aceleren los procesos”.

Recién el Congreso Nacional aprobó la Ley Marco de Vivienda y Asentamientos Humanos, con la que se creará una nueva secretaría para concentrar los programas de subsidios e incentivos para los desarrolladores.

Por otra parte, estiman la inversión de 980 millones de lempiras en bonos y subsidios este año a través de la Comisión Nacional para la Vivienda (Convivienda).

El bono está disponible para la compra de vivienda por un valor de hasta 800,000 lempiras a una tasa de interés de 9.7%.

Con base en los ingresos percibidos, el bono va desde 90,000 a 110,000 lempiras para la población en general y de 100,000 a 130,000 para los operadores de justicia.

Para la vivienda de clase media de 800,001 a 2.2 millones de lempiras, la tasa de interés es de 8.7% por siete años con el subsidio estatal.

Según informe de la Chico, el déficit habitacional alcanza más de un millón de unidades, de las que 400,000 son déficit cuantitativo o viviendas nuevas y 600,000 casas en el déficit cualitativo o que necesitan mejoras por estar en mal estado.

La construcción de 10,000 viviendas al año aún es poco para cubrir el déficit que existe en el país.

Representantes de los consumidores agregan que el costo de una vivienda es alto, lo que explica el poco acceso que tiene la población.

La Prensa