Agencia que sustituirá a Banadesa tendrá fondo de garantías de L300 millones

Los fondos se incrementarán con los rendimientos netos que se generen por las primas de cobertura o donaciones.

Un agricultor revisa sus cosechas en el sector de El Zamorano. Foto: archivo
Un agricultor revisa sus cosechas en el sector de El Zamorano. Foto: archivo

TEGUCIGALPA.

De los recursos que serán parte del patrimonio de la Agencia de Desarrollo Nacional (ADN), organismo que sustituirá al Banco Nacional de Desarrollo Agrícola (Banadesa), 300 millones de lempiras se destinarán para un fondo de garantía.

El superintendente de la Comisión Nacional de Bancos y Seguros (CNBS), Evin Andrade, precisó que “300 millones serían para fortalecerla (refiriéndose a la Agencia) a través de un fondo de garantía y mitigar de esta forma el riesgo en el otorgamiento de crédito”.

En el artículo 11 del proyecto que le da vida a la ADN se estipula que este fondo se empleará para viabilizar el acceso al crédito al sistema agroalimentario del país, debiendo ser manejado por una sociedad administradora de fondos de garantía recíproca legalmente constituida.

Alcances
1-Según la CNBS, a la nueva agencia pretenden capitalizarla en un período de cinco años con alrededor de L2,000 millones.

2-Lo que se busca es crear una institución de crédito y no una institución bancaria.

3-Se pretende utilizar la plataforma del sistema bancario para otorgar préstamos y llegar a lugares lejanos.

El monto se incrementará con los rendimientos netos que genere el fondo por las primas de cobertura y por donaciones o aportes nacionales e internacionales que se reciban, subraya la misma disposición.

La ADN es la propuesta del Gobierno que vendría a reemplazar de cierta forma a Banadesa, siendo el vehículo especializado para canalizar financiamiento para impulsar proyectos en zonas estratégicas de producción, micro, pequeños y medianos productores, conforme al decreto de creación del órgano.

La proposición fue remitida simultáneamente con la iniciativa que busca la supresión de la entidad bancaria del Estado, a la vez promueve la derogación del decreto 903 emitido por la Junta Militar de Gobierno el 24 de marzo de 1980.

Por la inviabilidad en la que se encuentra Banadesa, que ha condonado deudas por más de 6,622.8 millones de lempiras a través de decretos legislativos, así como la injerencia de diferentes sectores que ha limitado la situación financiera del banco por el deterioro acelerado del valor de sus activos, son parte de los argumentos para promover su cierre.

Productores y diputados rechazan la constitución de la ADN e insisten que se rescate a Banadesa o mantener en otra el mismo esquema de la institución.

La Prensa