Cohep demanda reformas en Infop; sindicalistas alegan privatización

La empresa privada demanda que el Infop se modernice y responda a las necesidades de mano de obra del sector.

Ayer, dirigentes sindicales y trabajadores protestaban en los bajos del Congreso Nacional.
Ayer, dirigentes sindicales y trabajadores protestaban en los bajos del Congreso Nacional.

TEGUCIGALPA.

Mientras el Consejo Hondureño de la Empresa Privada (Cohep) reitera que solo queda este mes para aprobar las reformas a la Ley del Instituto Nacional de Formación Profesional (Infop), sindicalistas de esta institución aseguran que lo que se pretende es la privatización.

En el Congreso Nacional se debatió la iniciativa de ley en dos debates y se está a la espera del tercero y definitivo.

Sindicalistas del Infop protestaron ayer en oposición a los cambios, argumentando que el sector empresarial busca privatizar la institución.

El Infop opera con un presupuesto de L1,000 millones; el 80% es para salarios y apenas el 15% para capacitaciones, según el Cohep.

Gabriel Molina, representante del Cohep, dijo que “no existe tal privatización, pero hay que destacar que los proveedores de servicios de formación que ejecutan organizaciones empresariales proveen mucho mejor servicio que el Infop”.

Detalló que con apenas L54 millones los privados capacitan a más personas de las que atiende el Infop con 950 millones.

Molina aclaró que el Cohep no está interesado en despedir trabajadores.

“Nuestra lucha es por modernizar el Infop, pero de su oferta formativa, que todas las empresas puedan aportar y que sea retribuido en formación de su mano de obra”, manifestó.

Cambios

La iniciativa establece cambios en la gobernanza para que la presidencia sea paritaria y rotativa.

Es decir, que se rote entre el Gobierno y la empresa privada. Asimismo que el director se elija por concurso y no se ponga de dedo o por política.

797 millones de lempiras pagó Infop en salarios en 2019, y al menos 220 millones en beneficios por el Contrato Colectivo.

También piden que se elimine el decimotercero y decimocuarto salario de las aportaciones de las empresas y aprobar una amnistía a las empresas que no han aportado para que les obliguen a ponerse al día.

Los sindicalistas dicen que al Cohep y al Gobierno no les importa el Infop, solo quieren adueñarse de ese instituto. Reconocen que los gobiernos lo han politizado y debe cambiar la gobernanza, pero se oponen al resto de cambios porque son nocivos, afirman.

La Prensa