Cohep pide mecanismos para negociar salario mínimo

Los empresarios señalaron que los métodos actuales afectan el crecimiento de empresas y la formación técnica y profesional.

SAN PEDRO SULA.

El Consejo Hondureño de la Empresa Privada (Cohep) solicitó ayer al sector trabajador y al Gobierno dialogar para que se acuerde un nuevo mecanismo de fijación del salario mínimo basado en parámetros técnicos y no en la misma forma de negociación que hasta ahora se viene dando.

Gustavo Solórzano, gerente de asesoría legal del Cohep, señaló que las actuales prácticas están generando “incentivos perversos” como el que las empresas no puedan contratar más personal y que el salario mínimo se convierta en el techo salarial.

Lo anterior, según el Cohep, limita el crecimiento de las empresa, la productividad y desincentivan la formación profesional y técnica.

Cifras
1-Por cada lempira que se paga por salario mínimo tiene un costo adicional de 71 centavos por carga social.
2-Para el Cohep, la actual política de empleo tiene a 865,000 jóvenes que no estudian ni trabajan.

Solórzano explicó que para una empresa que quiera pasar de pequeña a mediana representa un costo anual de un millón de lempiras y para las empresas medianas que quieran convertirse en grandes el impacto económico es de L2.2 millones.

Rafael Medina, director ejecutivo de la Cámara de Comercio e Industrias de Tegucigalpa, indicó que es necesario modernizar la Ley de Salario Mínimo ya que tiene más de 50 años. Para Medina la reforma se debe hacer viable en dos sentidos: el costo de la vida y la productividad de las empresas y el país.

“Los niveles de productividad en Honduras no son los adecuados y necesitamos incluir y fomentar emprendimientos más dinámicos para aumentar la productividad”, expresó.

Santiago Herrera, gerente de política económica del Cohep, destacó la importancia de los acuerdos plurianuales ya que permiten a las empresas planificar a largo plazo y ha eliminado los conflictos por temas salariales.

Herrera dijo que se debe revisar el marco regulatorio del salario mínimo estableciendo criterios técnicos objetivos dentro de la regulación que permita que no sea la incidencia política la que determine la fijación salarial. El Cohep hizo un llamado a sus agremiados a respetar el acuerdo del salario mínimo fijado para 2020 de conformidad a las actividades económicas, estratos de trabajadores y montos.