Advierten de posibles trabas para la industria cosmética

Una sugerencia del Ministerio de Salud de Costa Rica arriesga la variedad de productos cosméticos y de aseo en Centroamérica

La industria de cosméticos y de aseo dejó ventas intrarregionales por $490 millones solo en 2018.
La industria de cosméticos y de aseo dejó ventas intrarregionales por $490 millones solo en 2018.

San Pedro Sula, Honduras.

De prosperar una modificación al reglamento técnico centroamericano (RTCA), que impulsan las autoridades de Salud costarricenses, el acceso a la variedad de productos cosméticos y de aseo podría verse disminuido, advierten dirigentes de este sector.

La Cámara Centroamericana y del Caribe de Cosméticos y Productos de Aseo (Cacecos) promueve desde 2014 la modificación del sistema regulatorio vigente con el fin de modernizarlo y adoptar estándares de vigilancia en el mercado, basados en criterios de riesgo y otros mecanismos, y no en la revisión previa de documentos.

En contraste, explicaron que la modificación sugerida el año pasado por las autoridades de Salud costarricenses y que aún se está discutiendo, busca imponer requisitos adicionales a la comercialización de productos cosméticos y de aseo en la región, como por ejemplo la impresión del número de registro de cada país centroamericano en el etiquetado.LC cosmeticos 081119(1024x768)

“Si está normativa prospera a nivel centroamericano, estarían obligando a la industria cosmética y de productos de aseo a ir de país en país en toda Centroamérica solicitando los registros de cada Ministerio de Salud hasta completar los seis países”, aseguró Víctor Ruiz, vicepresidente de la Cámara de Comercio de Costa Rica.

El dirigente gremial explicó, además de ese inconveniente, que los tiempos respuesta varían mucho, así como los requisitos que pide cada país , “pero principalmente la problemática que se concentra en los tiempos de respuesta de cada país”.

En El Salvador, los registros cosméticos y de aseo pueden tardar un mes, en Costa Rica llevan de dos meses y medio a tres meses, y la situación más crítica es en Panamá, en donde los registros tardan hasta 10 meses.

Con ello, Ruiz explicó que una empresa que fabrique productos cosméticos y de aseo no podría completar las etiquetas que viene en los productos con los seis registros de los Ministerios de Salud, hasta que tenga el registro en Panamá.

“Quiere decir que para el ingreso de un nuevo producto a la región centroamericana se tardaría más de un año y para los productos existentes a los cuales se les venza tendrían que pasar por los mismos procesos críticos”, agregó el vicepresidente de la Cámara de Costa Rica.

Competitividad.

Cacecos es del criterio que la propuesta de modificación al RTCA constituye un retroceso si se compara con otros países de Latinoamérica, como los de la región Andina y Mercosur, los cuales han eliminado como requisito y otros documentos legales emitidos en el país de fabricación, concentrando sus esfuerzos en la vigilancia del mercado.

La Cámara ha solicitado a las autoridades de Costa Rica la instauración de una mesa técnica regional en la que puedan expresar las inquietudes del sector frente a esta propuesta.

“Sentimos que no tenemos visibilidad del desarrollo de las conversaciones por parte de las autoridades de Centroamérica”, refirió Melissa Pérez de Patterson, presidenta de Cacecos.

En los últimos cinco años, las importaciones de productos cosméticos e higiénicos han presentado una tasa de crecimiento anual del 3.3% hasta alcanzar los $2,013 millones en el año 2018, según la Sieca.

Entre los asociados de Cacecos se destacan las multinacionales Johnson & Johnson, Avon, Walmart México y Centroamérica, Amway, The Clorox Company, P&G, L’Oréal, Unilever, y gremiales como la Cámara Cosmética Salvadoreña y las Cámaras de Comercio de Guatemala, Panamá y Costa Rica.