En diez años, plaga redujo a la mitad la citricultura nacional

El 22 y 23 de octubre, técnicos de toda la región participarán en el Foro Internacional de Cítricos a celebrarse en el Copantl.La producción nacional ahora es de 140 mil toneladas.

Hace diez años, Honduras producía un promedio de 275 mil toneladas de cítricos (naranjas, limones, mandarinas) y ahora, la estimación es de unas 140 mil toneladas.
Hace diez años, Honduras producía un promedio de 275 mil toneladas de cítricos (naranjas, limones, mandarinas) y ahora, la estimación es de unas 140 mil toneladas.

SAN PEDRO SULA.

A lo largo de una década, la presencia de la enfermedad Huanglongbing (HLB) o “dragón amarillo” ha reducido a menos de la mitad la producción nacional de cítricos.

Tanto para Honduras como para los otros 11 países de la región que han reportado la presencia de esta plaga que a la fecha aún no hay una cura, las acciones preventivas son fundamentales.

“No caminamos a la velocidad con la que deberíamos de actuar. La plaga está caminando más rápido que las acciones que tomamos”, advierte Luis Javier Velásquez, oficial agrosanitario del Organismo Internacional Regional de Sanidad Agropecuaria (Oirsa) en Honduras.

140,000
Toneladas producidas.Estimado de la producción actual de cítricos en Honduras, una baja de más del 50% respecto a 2009.

Esta institución junto con la Secretaría de Agricultura y Ganadería (SAG), a través del Servicio Nacional de Sanidad Agropecuaria (Senasa) y el Fondo para la Cooperación y el Desarrollo Internacional (ICDF) de Taiwán, organizan para el 22 y 23 de octubre el segundo Foro Internacional de Cítricos.

En este espacio, a desarrollarse en el Centro de Convenciones del Copantl, especialistas y técnicos compartirán la experiencia de Centroamérica en el manejo del HLB, considerada la enfermedad más destructiva de la citricultura a nivel mundial.

Parte de la agenda del evento versa en conferencias y mesas de discusión con la presencia de disertantes que representan a toda la cadena productora.

Asimismo, habrá un espacio para la presentación de casas comerciales y sus productos orientados a la cadena citrícola.

“Buscamos impulsar estas iniciativas para promover las investigaciones que están haciendo otros países sobre el tema como México, Estados Unidos, Taiwán, Brasil y Costa Rica”, expone Velásquez.

Para información sobre cómo asistir al evento, cuya entrada es de $50, interesados pueden escribir al correo forointernacionalcitricos@gmail.com.

Devastación

Hace diez años, Honduras producía un promedio de 275 mil toneladas de cítricos (naranjas, limones, mandarinas) y ahora, la estimación es de unas 140 mil toneladas.

El HLB es una abreviatura de Huanglongbing, palabra de origen chino que significa enfermedad del brote amarillo y es transmitida por un insecto.

fr-citricosLODIJO-111019(800x600)
“Ya no podemos decir que vamos a erradicar el HLB. El término correcto es convivir con ello”: Luis Javier Velásquez, oficial Agrosanitario Oirsa

No tiene cura y los árboles infectados mueren en el transcurso de algunos años.
El Oirsa junto con el Gobierno de Taiwán han implementado proyectos de fortalecimiento en el control de la plaga.

En los últimos años, esta plaga ha afectado a Latinoamérica y representa una seria amenaza para la industria cítrica, misma que representa una producción de 1,7 millones de toneladas y la generación de 177,524 empleos.

En Florida, Estados Unidos, donde se registró el ingreso de la enfermedad en 2005, la producción de cítricos continúa su tendencia a la baja, según reportes del Departamento de Agricultura de los EEUU.

Este estado que sobresale como el mayor productor de cítricos de ese país registra ahora un volumen que equivale al tercio de lo que significó hace unos años.El año pasado, la producción llegó a las 50 millones de cajas, lejos del volumen logrado en 2012, superior a las 160 millones. En toneladas métricas, equivale a una caída de 12 millones a 3.6 millones entre 2005 y 2018.

El Gobierno de EEUU ha destinado más de 380 millones de dólares para combatir la plaga y ayudar a los productores desde que arreció la enfermedad.

Pese al panorama desalentador para la citricultura, parte de las esperanzas están puestas en las investigaciones de la Universidad de la Florida, que dan un punto de partida para encontrar nuevas plantas resistentes en naranjas y mandarinas.

LC hlb 121019(1024x768)