Más noticias

Tasas para alivio serán de entre el 14 y 20%

El Congreso Nacional reanuda el 15 de octubre la aprobación de la ley que beneficia a los trabajadores.

Los institutos de previsión social también disponen de programas de alivio de deuda para sus afiliados.
Los institutos de previsión social también disponen de programas de alivio de deuda para sus afiliados.

TEGUCIGALPA.

Uno de los fines de la Ley de Alivio de Deuda para los Trabajadores que sigue en discusión en el Congreso Nacional es abaratar el costo de los préstamos que los asalariados tienen con el sistema financiero y créditos con casas comerciales.

En ese sentido las tasas de interés para la consolidación de deudas pueden oscilar entre 14% y 20% anual, de acuerdo con fuentes oficiales y privadas que participan en la elaboración de esa ley.

Lo anterior se fundamenta en el riesgo-tasa y en el costo de los fondos de las instituciones financieras del país.

El costo del préstamo para consolidar deudas estará sujeto a factores como el tamaño de la empresa, la estabilidad laboral del empleado, entre otros.

Sobre la iniciativa.El proyecto de ley consta de 25 artículos y de momento los diputados han discutido y aprobado unos 12 artículos.

Los asalariados que serán favorecidos con esa ley son aquellos que tienen deudas con tarjetas de crédito, los que tienen una tasa de interés de 50.75% anual, y los préstamos con casas comerciales, las que pagan entre 60% y 70% anual. La aprobación en tercer debate de la Ley de Alivio de Deuda continúa el 15 de octubre en el Congreso Nacional.

Este mecanismo de repago de deudas está vigente en el sistema financiero hondureño desde hace varios años. Funciona a través de alianzas con empresas, principalmente entre bancos.

Los institutos de previsión social también disponen de programas de alivio de deuda para sus afiliados.

La ley, propuesta como una iniciativa del Poder Ejecutivo, será “de orden público y rige en todo el territorio nacional y su ámbito de aplicación son todos los trabajadores que devenguen un salario, independientemente de su modalidad de contratación, historial crediticio y que se les pague a través del sistema financiero nacional, o cualquier otra modalidad”, de acuerdo con lo expuesto en el proyecto.