Más noticias

La Curacao revoluciona el mercado desde hace 65 años

Las estrategias innovadoras han sido la clave a través de los años para mantener el valor de su marca entre sus clientes

 Uno de los primeros locales que tuvo La Curacao en Honduras. foto Cortesía
Uno de los primeros locales que tuvo La Curacao en Honduras. foto Cortesía

San Pedro Sula, Honduras.

Las estrategias innovadoras utilizadas a través de los años por La Curacao ha sido la clave para mantener el valor de su marca entre los clientes y cumplir con los retos del mercado.

La empresa nacida con el nombre de Sociedad de Comercio e Industria de Curacao en 1890 se ha mantenido en lo alto con una fórmula de negocio duradera que ha revolucionado el mercado desde hace 65 años.

En el año 2000, La Curacao de Honduras pasó a ser parte de Grupo Unicomer y se convirtió en el almacén de electrodomésticos, muebles, motos y tecnología preferido entre los hondureños. Con los años, la empresa ha incrementado su portafolio de servicios con ópticas, préstamos en efectivo, asistencias y garantías respaldadas por su propio centro de servicio especializado.

Por muchos recursos que tenga una empresa nunca podrá tener la experiencia acumulada de una compañía con trayectoria.

Carlos Guevara, Gerente general en Honduras

La innovación ha sido una de las características principales del negocio, que reconoció con sus primeras sucursales la importancia del servicio al cliente, y desde ese momento nace Facilito, el personaje icónico de la marca, que fue parte de la promesa de venta de uno de los vendedores, Luis de La Curacao Centro, que se caracterizaba por su famosa frase “Facilito se lo vendo, facilito lo paga, facilito se lo lleva”.

Trayectoria.

Carlos Guevara, gerente general de La Curacao en Honduras, dijo que “La trayectoria de La Curacao se ha desarrollado gracias a un excelente trabajo en equipo, nuestro mejor valor de marca, la atención y satisfacción de nuestros clientes como un factor diferencial. La trayectoria de la empresa, además se ha adaptado a los cambios”.

Cinthia Ponce, gerente comercial de La Curacao, expresó que a lo largo de los años acompañan a los clientes con los mejores productos, manteniéndose con las tendencias tecnológicas, estilos de muebles y decoración y tecnologías ahorradoras de energía en sus productos.

Además de eso, La Curacao participa activamente en la educación de los hondureños. Por tercer año consecutivo, un equipo de 368 voluntarios participan del programa Futuro Brillante, beneficiando a más de 3,500 estudiantes,