Más noticias

El primero de octubre entrará en vigor el TLC con Corea del Sur

Solo resta que Honduras notifique de forma oficial a la nación asiática y, junto con El Salvador, Costa Rica, Panamá y Nicaragua, gozará de condiciones preferenciales

El Puerto de Busan es el más grande de Corea del Sur y el quinto más ocupado del mundo. El transporte marítimo es uno de los aspectos más destacados de la economía coreana.
El Puerto de Busan es el más grande de Corea del Sur y el quinto más ocupado del mundo. El transporte marítimo es uno de los aspectos más destacados de la economía coreana.

San Pedro Sula, Honduras.

Luego que Corea del Sur ratificó a inicios de este mes el Tratado de Libre Comercio (TLC) con El Salvador, Costa Rica, Honduras, Nicaragua y Panamá, todo apunta a que dicho acuerdo será efectivo el primero de octubre próximo.

Con este mecanismo, Corea es la primera nación de Asia en alcanzar un TLC con los cinco países de la región, que vendrá a expandir su red comercial en todo el continente americano.

El tratado fue firmado en febrero de 2018, tras haber iniciado negociaciones en junio de 2015.

Entretanto, Guatemala quedó fuera de las negociaciones y deberá esperar a que el acuerdo comercial cobre vigencia para solicitar un protocolo de adhesión. “China y Japón no tienen muchos tratados de libre comercio con otros países. Al contrario, Corea tiene varios TLC vigentes y para estas dos potencias, con el acuerdo podrán abrir sus puertas comerciales para los países centroamericanos. El TLC con Corea del Sur puede ser una plataforma para ingresar a otros países de Asia, como China y Japón”, dijo Seung-ki Shin, embajador de la República de Corea en entrevista con Diario LA PRENSA.

LEA: Anticipan que TLC con Corea del Sur entre en vigencia el 1 de septiembre

El instrumento comercial, además de abrir los mercados de servicios e inversión, eliminará el 95% de los gravámenes en el intercambio de bienes.

También otorgará protección adecuada y eficaz, hará valer los derechos de propiedad intelectual y creará procedimientos eficaces para la aplicación y el cumplimiento del Tratado para su administración conjunta y para la solución de controversias. Además, establecerá un marco para la cooperación bilateral, regional y multilateral.

El año pasado, Corea del Sur registró un superávit comercial de cerca de $1,900 millones en sus intercambios con los cinco países centroamericanos, según los datos de la Asociación de Comercio Internacional de Corea (Kita, por sus siglas en inglés), con exportaciones por $2,200 millones e importaciones por 333 millones de dólares

Días atrás, el canciller de Nicaragua, Denis Moncada, firmó el TLC con la nación asiática, convirtiéndose en el primer país centroamericano en hacerlo.

Posteriormente, el presidente de El Salvador, Nayib Bukele, anunció que la Asamblea Nacional de Corea del Sur ratificó el Tratado de Libre Comercio.

“Por parte de Corea ya se terminaron todos los procesos internos. Hemos notificado oficialmente a la Cancillería hondureña en una nota que todos los procesos internos ya se terminaron. El Gobierno hondureño ya lo ratificó en el Congreso Nacional y solo falta avisarnos en una nota oficial a nuestra embajada, que esperamos sea dentro de la próximas semanas”, dice Shin.LC coreasur 190819(1024x768)

De avanzar en ese proceso, el acuerdo entrará en vigor el primero de octubre, como ya prevén El Salvador y Nicaragua.

Potencial.

Para los cinco países centroamericanos, el tratado les dará mayores facilidades de ingreso comercial a un mercado de más de 50 millones de personas con ingresos per cápita superiores a los 33,000 dólares, que define a Corea del Sur, la cuarta economía de Asia.

Con este TLC, el tigre asiático espera otorgar un acceso de mercado sin arancel para cerca del 80.1% del comercio de Honduras; el 15.5% en desgravación en plazos de 3, 5, 7, 9, 10, 12, 15 y 16 años, y un 4.4% en exclusión.

De forma puntual, Corea eliminará el arancel inmediato sobre el café, azúcar, arneses eléctricos y la confección textil.

En el caso del banano, se hará una desgravación de cinco años; la piña y cigarrillos en siete años y para el melón en nueve años.

Honduras otorgará un libre comercio a cerca del 28% del universo arancelario de Corea del Sur; el 65% en desgravación de 5, 8, 10, 15 y 16 años, y un 7% en exclusiones. Por ejemplo, Honduras eliminará el arancel inmediato a los vehículos de carga, repuestos automotrices y llantas. En el caso de los automóviles será en una desgravación de ocho años, es decir, que los consumidores hondureños podrán comprar los productos coreanos a un precio mucho más accesible.

Las exportaciones hondureñas a ese mercado sumaron el año pasado $35.8 millones, que representó un incremento interanual de 30%. Las importaciones alcanzaron los $86.5 millones (una caída de 20%), que equivalió a un intercambio comercial de $50.7 millones, reportó el BCH.

La embajada de la República de Corea y la Secretaría de Desarrollo Económico (SDE) planean desarrollar jornadas de socialización en San Pedro Sula y Tegucigalpa para exponer los alcances del acuerdo a los empresarios, de forma que puedan aprovechar todos los beneficios.

Corea del Sur será el segundo país a nivel de Asia con el que Honduras tendrá un acuerdo comercial, además de la República de China (Taiwán), vigente desde el 2008.

El país reporta intercambios comerciales con China, India, Japón, Malasia y Tailandia, equivalentes a una balanza superior a los $1,400 millones.

En 2018, la inversión extranjera directa (IED) de países asiáticos en Honduras superó los 65 millones de dólares. Las empresas de ese continente con operaciones en el mercado nacional provienen de China, Corea del Sur, Taiwán, Hong Kong, India, Singapur, Sri Lanka y Filipinas.

Solo de Corea del Sur, en Honduras operan 26 empresas, la mayor parte de ellas del sector textil y con instalaciones en la zona norte.

“Cuando entre en vigencia el tratado, estamos esperando más inversión coreana y más allá del sector textil. Por eso este TLC es muy importante. Nos interesa diversificarnos en otros sectores, de forma que puedan crear más puestos de trabajo en Honduras”, comenta el embajador Seung-ki Shin.