Más noticias

Finanzas sigue a la espera de estados financieros de la Enee

La entrega de la documentación es requisito para arrancar el proceso de reestructuración de la empresa estatal

La reestructuración busca sacar a la Enee del atolladero en el que se encuentran sus finanzas.
La reestructuración busca sacar a la Enee del atolladero en el que se encuentran sus finanzas.

Tegucigalpa, Honduras

La ministra de Finanzas, Rocío Tábora, reiteró este viernes que esa dependencia estatal espera le presenten los estados financieros debidamente auditados de la Empresa Nacional de Energía Eléctrica (Enee) para iniciar el proceso de reestructuración de esa empresa estatal.

Con respecto al contrato con la Empresa Energía Honduras (EEH), Tábora indicó que junto al coordinador del Gabinete Económico, Marlon Tábora, se reunieron con representantes de esa compañía para revisar el contrato.

Agregó que el gobierno cuenta con un grupo de abogados que se encuentra haciendo un análisis del contrato con EEH, constatando que efectivamente ha habido incumplimientos, un tema delicado que debe abordarse con cuidado y mucho diálogo con la empresa.

La ministra explicó que la finalización anticipada de un contrato tiene costos generalmente altos, por lo que se debe analizar la relación costo-beneficio para decidir en qué momento hacerlo.

“Por mi lado, la preocupación es por los costos adicionales en los que se pudiera incurrir, en el momento que se tome la decisión de terminar la relación con la empresa; yo pienso que hay que seguir dialogando con los personeros de la empresa para encontrar una salida de común acuerdo para mitigar los costos adicionales que esto pudiera tener”, reflexionó la funcionaria.

Situación exacta de la Enee

Informó que le ha pedido al nuevo gerente de la Enee, Leonardo Deras, los estados financieros auditados, completos, incluyendo pasivos, obligaciones e ingresos, que determinen cuál es la situación exacta de la empresa.

Camión EEH.4(800x600)
La situación de EEH se mantiene en el aire en tanto se revisa su contraro.

También ha pedido entrar en un proceso de auditoría sobre los fideicomisos en el que se deben auditar varias inversiones, como la del proyecto hidroeléctrico Patuca III, por lo que le ha ofrecido gerente Deras un equipo de colaboración, especialistas en sistemas y finanzas, liderado por la subdirectora de Presupuesto, Sindy Sánchez.

Apuntó que respecto a la deuda de la Enee, se ha hablado de recursos condicionales por el orden de 450 millones de dólares para reestructurar la deuda global que, según los datos, es del orden de los 2,700 millones de dólares.

Un estado financiero ordenado tiene que arrojar el monto exacto de las obligaciones y de todo lo que ingresa a la empresa para aplicar las medidas de ahorro y austeridad que la institución debe tomar.

Refirió que la Enee le ha informado que la estatal debe en torno a los 10 mil millones de lempiras desde el año pasado, sin incluir la deuda global, sino solamente la deuda de compra de energía.

Según la programación de la Secretaría de Finanzas, a septiembre 2018 esa deuda debió haberse pagado en un 60%, que equivalen a unos 4,500 millones de lempiras, de tal manera de cerrar el año sin mora a fin de que en 2020, en el marco de la reestructuración, pagar puntualmente.

Apuntó que la Comisión Reguladora de Energía Eléctrica (Cree), y el Operador del Sistema (ODS), ya están en un proceso de fortalecimiento, lo que debe traducirse en un mejor servicio, en la reducción del déficit de la Enee y que esta no necesite recursos se la Administración Central.