Más noticias

Borradores tributarios darán una mayor seguridad jurídica

El anteproyecto de ley del ISR propone incentivos para la creación de empleos Las actuales legislaciones en materia fiscal tienen 55 años

Contribuyentes son atendidos en mesas de ayuda establecidas por el SAR.
Contribuyentes son atendidos en mesas de ayuda establecidas por el SAR.

San Pedro Sula, Honduras.

Los borradores de anteproyectos de las leyes del impuesto sobre renta (ISR) e impuesto sobre venta (ISV) que presentó el Cohep han recibido el visto bueno por diferentes sectores.

Las actuales legislaciones datan desde hace 55 años y han sido reformadas unas 60 veces, dijo Juan Carlos Sikaffy, presidente del Consejo Hondureño de la Empresa Privada (Cohep).

“Para una mayor seguridad jurídica se deben establecer reglas claras en materia fiscal. Es importante que el Congreso reciba estos dos proyectos lo más pronto posible para que sean dictaminados”, dijo Walter Romero, diputado del Partido Liberal.

A su criterio, la atracción de inversión nacional y extranjera dependerá de la simplificación de los procesos administrativos y respetar las relaciones mercantiles entre las personas.

“Me parece positivo que estos dos borradores sean discutidos lo antes posible para establecer reglas claras y simplificación administrativa a beneficio de todos los contribuyentes”, agregó.

Propuestas.

El borrador del anteproyecto de ley del ISR sugiere un incentivo para la creación de empleos para aquellas personas naturales o jurídicas que creen dos o más nuevos empleos permanentes para las micro y pequeña empresa, respecto al número de empleados existentes durante el año anterior.

Es decir, “tendrán derecho a aplicar un crédito fiscal equivalente a un 20% del salario mínimo promedio vigente anual, por cada uno de los nuevos empleos generados, contra el pago del ISR”. En caso de que los nuevos trabajadores sean personas con discapacidad, el crédito fiscal será del 30% del salario mínimo vigente anual por cada uno de los nuevos empleos generados.

Esta propuesta va en línea con la petición del sector privado que para lograr mayor amplitud en el desarrollo y aplicación de la tributación directa sobre utilidades “es necesario contar con un marco normativo adecuado a los factores, instrumentos de promoción e incentivos al contribuyente obligado”.

Para ello demandan elementos acordes a las formas de generación de la materia imponible, por inversionistas, innovaciones de producción y desarrolladores para generación de rentas, independientemente de la capacidad económica y factores de producción.