Más noticias

Sin TLC con EEUU, comercio de la región caería un 62%

Futuro de Centroamérica pasa por ambiente, integración, comercio y democracia, expone estudio del BID y el Incae presentado en Costa Rica.

EXPOSITORA. La asesora económica del BID Marta Ruiz-Arranz durante la presentación del estudio.
EXPOSITORA. La asesora económica del BID Marta Ruiz-Arranz durante la presentación del estudio.

SAN JOSÉ (EFE).

Desarrollo sostenible basado en pilares como el aprovechamiento junto a la conservación de sus recursos naturales, mayor nivel de integración y fuerte inserción en mercados internacionales son esenciales para que Centroamérica aspire a un futuro exitoso.

Así lo indica el libro El futuro de Centroamérica: Retos para un desarrollo sostenible presentado días atrás en Costa Rica por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y el Centro Latinoamericano para la Competitividad y Desarrollo Sostenible del Incae Business School.

El informe también advierte de la coyuntura internacional en la que grandes potencias como Estados Unidos están optando cada vez más por el proteccionismo, lo que supone un riesgo para Centroamérica; aunque parece haber estabilidad con el tratado de libre comercio vigente entre la región, República Dominicana y Estados Unidos (Cafta-DR). Una proyección incluida en el estudio presenta la hipótesis de que en el año 2030 no existiera este acuerdo, el comercio de la región caería un 62% y el PIB real un 10%.

Extremos
1De no existir un TLC con Estados Unidos, para el año 2030 el comercio de la región caería un 62%, el PIB real un 10%, la inversión extranjera un 74% y se perderían 1.8 millones de empleos. Por ello, el estudio insta a CA a fortalecer sus niveles de integración.

La asesora económica principal del BID en el Departamento de países de Centroamérica, Haití, México, Panamá y República Dominicana Marta Ruiz-Arranz destacó los logros y retos complejos que enfrenta la región centroamericana para avanzar hacia el desarrollo.

“Entre 2014 y 2018 las economías de Centroamérica crecieron un 4.4% (en promedio), lo que es mayor al promedio al resto de América Latina y Caribe (0.7%) y al promedio mundial (3%). Este dinamismo se debe mucho a Estados Unidos, pero también a fortalezas de la región como su apertura comercial”, manifestó Ruiz-Arranz.

En ese sentido, la experta señaló al comercio internacional como un pilar para que Centroamérica siga en crecimiento e instó a mirar hacia bloques como la Alianza del Pacífico (México, Chile, Colombia y Perú) que podrían generar oportunidades comerciales, de empleo y de inversiones. Por ejemplo, de Centroamérica solo Costa Rica y Panamá cuentan con un tratado comercial con México.

“Empoderar a las sociedades de la región”: Alberto Trejos, decano del Incae Business School

En momentos en que la región atraviesa problemas por los bajos precios de productos importantes para su economía, como el café, es urgente que los países opten cada vez con más fuerza por la conservación de la mano con el aprovechamiento de sus recursos naturales.

Debemos empoderar a las sociedades para sacarle provecho a la conservación del ambiente y aumentar el deseo político de hacerlo. El informe señala que Centroamérica es una zona privilegiada en recursos naturales, con gran potencial para las energías limpias, y que tiene el deber de trabajar en la producción de bienes y servicios unidos a la conservación del ambiente.

La región debe trabajar por la incorporación de los factores ambientales en la estructura competitiva, ya que ello favorecerá su clima de negocios, haciéndolo más atractivo para los inversionistas extranjeros, y orientará los sectores productivos hacia mercados más valiosos, reduciendo la presión de las industrias sobre la base de los recursos naturales. Los problemas internos de Centroamérica que provocan la migración están lejos de desaparecer; pero el camino a seguir es una propuesta firme por la paz, la democracia y el fortalecimiento institucional..