Más noticias

Empresas familiares son las que más prevalecen en Latinoamérica

Conozca cómo implementar gobiernos corporativos en su empresa.

Unas señoras observan los productos de una pequeña empresa en San Pedro Sula. Imagen de archivo
Unas señoras observan los productos de una pequeña empresa en San Pedro Sula. Imagen de archivo

Bogotá.

Sobrevivir a las transiciones generacionales es uno de los principales retos que las empresas familiares enfrentan hoy en día, mismas que son modelo de propiedad más prevalente en Latinoamérica, según el Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

Marta Viegas, directora de BID Invest, señala que un tercio de las empresas familiares llegan a una segunda generación y que un 50% no sobrevive a la siguiente transición, de segunda a tercera generación.

Sin embargo, l a experta indica que hay una manera para que las empresas puedan mejorar su sostenibilidad mediante la formalización de distintos roles de los miembros de la familia.

Por ejemplo, los cargos de accionistas, miembros del directorio y gerentes, de esa forma se pueden beneficiar para crecer a largo plazo, a este modelo se le conoce como gobiernos corporativos. El BID señala algunos pasos que pueden desarrollar un plan de acción de gobernanza corporativa. El primer paso es crear un protocolo familiar, este para formalizar la interacción de los miembros de la familia con la empresa, así se sientan bases para una sucesión firme y ordenada. Aquí se establecen los valores, la misión y la visión de la familia, así como una política de empleo y participación familiar y las disposiciones para resolver conflictos familiares.

El siguiente será renovar la junta directiva mediante la incorporación de miembros no ejecutivos e independientes de la junta, que posean experiencia en temas claves para la compañía. Ellos permitirán que la junta vaya más allá del mero cumplimiento de requisitos legales de la empresa y diseñarán un papel más estratégico para guiar y supervisar el negocio de manera más eficaz.

El último paso es fortalecer el entorno de control de la empresa mediante la creación de un departamento de auditoría interna y un comité de auditoría a nivel de directorio. Esto será para infundir disciplina en la empresa y aumentar la transparencia y la confiabilidad. De esta forma, el BID aconseja un plan para garantizar la sostenibilidad de las empresas familiares.