Más noticias

Honduras tiene el segundo salario mínimo más alto de Centroamérica

Costos laborales, como seguro social y cesantías, que pagan empresas por un empleado con cuatro años de antigüedad, ascienden al 71%.

Billetes hondureños de distintas denominaciones.
Billetes hondureños de distintas denominaciones.

San Pedro Sula, Honduras.

Costa Rica y Honduras son los países centroamericanos con los costos colaterales más altos, siendo el impacto más alto en el pago a la seguridad social, expone un estudio elaborado por el Consejo Hondureño de la Empresa Privada (Cohep), a través de su Gerencia de Política Económica.

El reporte, que evalúa las principales variables macroeconómicas de cada país, expone que los costos colaterales que paga una empresa ascienden al 71.18% en Honduras para un empleado con cuatro años de antigüedad y de 71.73% en Costa Rica.

En Nicaragua es de 61.77%; en Guatemala de 59.61% y en El Salvador de 55.31%, conforme al informe de mercado de trabajo 2018-2019 de la Secretaría de Trabajo y Seguridad Social.

LEA: Dólar cierra la semana subiendo otra vez en Honduras

En Honduras, los costos laborales van desde el pago del séptimo día, las vacaciones anuales, decimotercer y decimocuarto mes, preaviso, cesantías, seguridad social (previsión social, atención a la salud, riesgo profesional, cobertura laboral y cuenta individual de capitalización), fiestas nacionales, bono educativo y formación profesional.LC salario 150619(1024x768)

Al comparar los cinco países, al sumar los pagos colaterales, Honduras es el segundo país con los mejores salarios.

Para este año, la mesa tripartita, compuesta por Gobierno, empresas y trabajadores, acordó un aumento de 4.77% para las categorías de 1 a 50 trabajadores; de 6.40% de 51 a 150 empleados y un 7% de 150 trabajadores en adelante. En Costa Rica se aprobó un incremento de 2.96% para todas las categorías, excepto para el servicio doméstico, para el cual aprobaron un aumento de 3.50%.

Para Guatemala no hubo aumento con el fin de atender las circunstancias económicas del país, preservar empleo y evitar la informalidad. En El Salvador, desde el importante aumento de 2017, no se ha vuelto a negociar, y para Nicaragua se aprobó aumento del primero de marzo al 31 de agosto del año pasado y del primero de septiembre de 2018 al 28 de febrero de 2019, ambos del 5.20%.