Más noticias

Recomiendan más políticas de eficiencia energética

Siete millones de personas en la región aún tienen acceso limitado a servicios de electricidad. Oportunidades de eficiencia “son baratas”, dice la Aher.

Más del 40% de la energía eléctrica es consumida en el área residencial; otro 23% en los comercios y un 18% en la industria.
Más del 40% de la energía eléctrica es consumida en el área residencial; otro 23% en los comercios y un 18% en la industria.

San Pedro Sula, Honduras

Las pérdidas energéticas del país sumaron un 36.6% en 2018, equivalentes al 1% del producto interno bruto (PIB), conforme a cifras del Foro Social de Deuda Externa y Desarrollo.

Más del 40% de la energía eléctrica es consumida en el área residencial; otro 23% en los comercios y un 18% en la industria.

Además
La Comisión Reguladora de Energía Eléctrica (Cree) está trabajando en un reglamento de eficiencia.

“Las pérdidas no solo corresponden a los problemas en las redes, sino que también hay pérdidas escondidas en el mal uso de la energía en los hogares, industria y comercio”, dijo Luis Suazo, vicepresidente de la Asociación de Energía Renovable (Aher).

Sobre ello, el especialista señaló la importancia de desarrollar políticas a favor de la eficiencia energética. “Las oportunidades son sencillas y baratas, como el uso de equipo más eficiente, mejorar los hábitos de consumo en aires acondicionados, el uso de la iluminación y usar luz natural”, dijo el directivo de la Aher.

Instó a la creación de un reglamento y un marco legal que genere incentivos para la autogeneración renovable, para que la Empresa Nacional de Energía Eléctrica (Enee) pueda reconocer un precio por la energía que se está generando”, añadió Suazo.

En línea con tales esfuerzos, el Sistema de la Integración Centroamericana (Sica) y la Agencia Coreana de Energía (KEA, por sus siglas en inglés) suscribieron días atrás un memorando de entendimiento para fortalecer la cooperación técnica en los ámbitos de cambio climático y eficiencia energética en la región.

“No debemos perder de vista que, en la región, se estima que siete millones de personas todavía tienen acceso limitado o nulo a los servicios de electricidad.

LC energia 200519(800x600)