Más noticias

Trump pide a compañías estadounidenses producir bienes en el país

El mandatario acusó a China de no cumplir con sus compromisos en las negociaciones comerciales que se mantienen hace meses.

Autoridad. Donald Trump, presidente de Estados Unidos, elevó los aranceles a un 25% a los productos chinos.AFP
Autoridad. Donald Trump, presidente de Estados Unidos, elevó los aranceles a un 25% a los productos chinos.AFP

Washington, Estados Unidos.

En medio de los crecientes temores sobre las tensiones comerciales entre Estados Unidos y China y un aumento en los aranceles, el presidente Donald Trump dijo el sábado que las empresas podrían evitar fácilmente los costos adicionales de las importaciones al producir bienes en Estados Unidos.

¿Una forma tan fácil de evitar los aranceles? Hagan o produzcan sus bienes y productos en Estados Unidos. ¡Es muy simple!”, dijo el sábado en Twitter, retomando un mensaje similar que escribió, e incluso retuiteó, el viernes.

Trump ha acusado a China de no cumplir con sus compromisos en las negociaciones comerciales que Washington y Pekín mantienen desde hace meses y ha ordenado nuevos aranceles punitivos que entraron en vigencia el viernes.

Postura
Mientras los partidarios elogian a Trump por ser un duro negociador, los republicanos a favor del libre comercio han advertido que los aranceles podrían causar un daño a la economía.

Con esa decisión, EEUU elevó del 10 al 25% los aranceles a productos chinos valorados en 200,000 millones de dólares.

Trump ordenó luego un aumento de aranceles en casi todo el resto de las importaciones de la segunda mayor economía del mundo, por un valor de 300,000 millones, según el representante de Comercio de EEUU, Robert Lighthizer. Cumplir esa orden del presidente demorará meses.

Los comentarios llegan tras dos días de conversaciones entre EEUU y China que terminaron el viernes sin acuerdo, pero tampoco con una ruptura inmediata, lo que ofreció un atisbo de esperanza en que Washington y Pekín aún puedan encontrar una manera de avanzar.

Solo una semana antes, los dos parecían listos para completar un acuerdo.

Washington quiere que Pekín refuerce sus normas de protección de la propiedad intelectual, recorte sus subsidios a las empresas estatales y reduzca el enorme déficit comercial que mantiene con EEUU. China, por su parte, quiere poner fin a los aranceles como parte de un acuerdo “equilibrado”.

A medida que la guerra comercial se fue extendiendo, China impuso impuestos a 110,000 millones en exportaciones agrícolas y otros bienes estadounidenses.