Más noticias

¿Por qué podría verse amenazada la inversión real?

Las tensiones comerciales y el lento crecimiento de la productividad podrían desacelerar la reducción del precio relativo de las maquinarias y los equipos.

Las políticas que alientan la investigación, el desarrollo y el espíritu de la empresa pueden tener un efecto positivo.
Las políticas que alientan la investigación, el desarrollo y el espíritu de la empresa pueden tener un efecto positivo.

Tegucigalpa, Honduras.

Quizá sea difícil imaginar una época en la que una computadora de 512 kilobytes costaba más de 28,000 dólares.

Eso sucedía en 1984. Actualmente, se puede comprar una computadora más poderosa por menos de 300 dólares.

Hace décadas que los precios de la maquinaria y los equipos bajan respecto de los precios generales, gracias al crecimiento del comercio y a las mejoras tecnológicas que redundaron en una producción de bienes de capital más eficiente. Eso ayudó a los países a elevar la inversión real y mejorar la calidad de vida.

Sin embargo, en la investigación informe “Perspectivas de la economía mundial”, del Fondo Monetario Internacional (FMI), destaca que este importante motor de la inversión puede estar en riesgo. “Las tensiones comerciales y el lento crecimiento de la productividad podrían desacelerar la reducción del precio relativo de la maquinaria y los equipos, lo que pondría un freno al crecimiento de la inversión a nivel mundial”, según el análisis de los expertos del FMI Weincheng Lian, Natalija Notva y Petia Topalova. Agregan que estas conclusiones constituyen un argumento a favor de reducir las barreras comerciales y reactivar el comercio.

Los precios

Desde 1990, el precio de la maquinaria y los equipos respecto del precio del consumo se redujo aproximadamente un 60% en las economías avanzadas y cerca de un 40% en las economías de mercados emergentes y en desarrollo.

La caída más notable fue la del precio relativo de los equipos de computación, que disminuyó aproximadamente un 90% desde 1990: son reducciones drásticas, si las comparamos con los precios relativos de otros tipos de activos de capital, como la vivienda y las estructuras comerciales, que se mantuvieron más correlacionadas con el nivel de precio del consumo.

La integración del comercio fue el factor más importante detrás de la reducción de los precios de la maquinaria y los equipos respecto del precio del consumo, según nuestro análisis basado en datos de precios de más de 30 sectores de 40 economías. El incremento de la competencia proveniente del extranjero llevó a los productores internos de bienes de capital a bajar los precios, al tiempo que los impulsó a aumentar su productividad.

A través de esos dos canales, el comercio contribuyó hasta un 60% a la reducción observada en el precio relativo de la maquinaria y los equipos entre 2000 y 2011. El rápido crecimiento de la productividad de la producción de bienes de capital relacionado con fuentes distintas del comercio también ayudó a reducir los precios relativos.

El comercio

“Nuestras conclusiones revelan un argumento a favor de mantener el comercio en movimiento que suele pasarse por alto, a saber, que la integración comercial mantiene los precios de los bienes de capital en niveles bajos, lo que alienta la inversión real”, concluyen los expertos del FMI.

Como los aranceles aplicados sobre los bienes de capital promedian aproximadamente un 4% en los mercados emergentes y un 8% en los países en desarrollo de bajo ingreso, sigue habiendo margen para reducir las barreras al comercio.

En los países de ingreso más bajo, la plena aplicación de los compromisos asumidos en el marco del Acuerdo sobre la Facilitación del Comercio de la Organización Mundial de Comercio podría generar una reducción de los costos comerciales no arancelarios equivalente a un recorte de aranceles de
15 puntos porcentuales.

Señalan que evitar las medidas proteccionistas y reactivar la liberalización del comercio podría ayudar a mantener el ritmo de la reducción del precio relativo de los bienes de capital.