Más noticias

Crece riesgo de un “brexit” sin acuerdo tras segunda votación

La libra esterlina cerró ayer a la baja tras el rechazo del parlamento. Los congresistas votarán hoy sobre abandonar la UE abruptamente.

Británicos que se oponen al brexit celebran la decisión de no aprobar el acuerdo de salida. AFP
Británicos que se oponen al brexit celebran la decisión de no aprobar el acuerdo de salida. AFP

Londres, Inglaterra.

La libra esterlina volvió a ceder terreno ayer martes ante el euro y el dólar, tras el fracaso en el Parlamento británico del acuerdo sobre el “brexit”, negociado por Londres y Bruselas.

Sobre las 21:00 (GMT), la moneda británica perdía más del 1% frente a la divisa europea y se cambiaba a 86.41 peniques por euro, frente a los 85.50 peniques del cierre del lunes.

La libra cedía en cerca de un 0.7% ante el dólar y se cambiaba a 1.3062 dólares, frente a los 1.3150 dólares de la víspera.

Los actores del mercado de cambio de divisas, que estaban pendientes de la votación del acuerdo defendido por la primera ministra británica, Theresa May, pudieron tranquilizarse temporalmente al comprobar que la distancia entre opositores y partidarios se había reducido respecto al voto anterior de enero, explicó Brendan McKennan, analista del gigante bancario Wells Fargo.

Sin embargo, ese voto significa también que sigue la incertidumbre, añadió.

La votación. Theresa May sufrió otra histórica derrota a manos de los diputados británicos de su controvertido acuerdo de brexit, que, tras un masivo rechazo parlamentario en enero, había intentado resucitar renegociando su punto más conflictivo con Bruselas.

LC brexit 130319(800x600)

A solo dos semanas y media de la fecha en que Reino Unido debe abandonar la Unión Europea, el 29 de marzo, los diputados rechazaron este “acuerdo mejorado” por 242 votos a favor y 391 en contra.

LEA: Honduras: ¿Cuánto creció el valor exportado en esta década?

Es un nuevo revés histórico al tratado que debía poner fin a 46 años de integración británica en el bloque europeo, aunque inferior a la humillante derrota que May sufrió en enero, cuando 432 diputados votaron en su contra y 202 a favor.

En la apertura de cinco horas de debate parlamentario, la primera ministra conservadora, visiblemente cansada y terriblemente afónica, había advertido de que en caso de rechazo el país se “arriesga a un brexit sin acuerdo o a ningún brexit”.

Los diputados británicos votarán el miércoles sobre la posibilidad de abandonar la UE abruptamente. Si la mayoría está en contra volverán a votar un día después sobre un eventual aplazamiento de la fecha de salida.

Ante el temido escenario de un brexit abrupto y a unas dos semanas de consumar el divorcio, la UE expresó además su disposición a “examinar” una solicitud de prórroga del brexit de Londres.