Más noticias

EEUU registró en febrero la creación de empleos más baja

La economía agregó 20,000 nuevos puestos de trabajo, los analistas anticipaban unos 175,000.

Dos mujeres trabajando en una fábrica industrial. El índice de desempleo entre las féminas ha bajado 4.1% en Estados Unidos los últimos 8 años.
Dos mujeres trabajando en una fábrica industrial. El índice de desempleo entre las féminas ha bajado 4.1% en Estados Unidos los últimos 8 años.

Washington.

Los negocios estadounidenses crearon en febrero la menor cantidad de empleos nuevos de los últimos 17 meses, lo que supone la última señal de una desaceleración más amplia de la economía de Estados Unidos.

La economía estadounidense agregó 20,000 nuevos puestos de trabajo en febrero, el menor registro desde septiembre de 2017 y muy por debajo de las expectativas de los analistas, que habían anticipado unos 175,000, de acuerdo a los datos difundidos hoy por el Gobierno.

De hecho, la media mensual de creación de empleos de los últimos doce meses en EEUU está situada en torno a los 200,000.

El sector de la construcción, que registró una pérdida de unos 31,000 empleos, fue el más damnificado.

Pese a la frágil generación de trabajos, el índice de desempleo bajó dos décimas respecto a enero, hasta el 3.8 %, lo que mantiene a la primera economía del mundo en un nivel cercano al pleno empleo.

Asimismo, febrero ha marcado el mes número 100 en el que el empleo crece de manera consecutiva en EEUU, la racha más larga de bonanza en el mercado laboral de que se tiene constancia.

Tras la publicación del informe, el presidente estadounidense, Donald Trump, destacó que el desempleo femenino se encuentra en niveles muy bajos comparado con enero de 2011, en el inicio de la recuperación de la crisis económica.

“El índice de desempleo entre las mujeres ha bajado al 3.6 % - estaba en el 7.9 % en enero de 2011. ¡Las cosas se ven bien!”, apuntó Trump en un tuit en el Día Internacional de la Mujer, aunque el dato al que se refirió se encuentra en realidad en el 3.8 %.

En declaraciones a los periodistas, Trump dijo que “lo importante” de los datos del Departamento de Trabajo es que “los salarios han crecido”.

En este sentido, el apretado mercado laboral en EEUU está provocando que las empresas ofrezcan mejores salarios y beneficios para atraer o retener a los trabajadores.

De cara a 2019, sin embargo, las perspectivas apuntan a una ralentización de la economía, que se espera en torno a un 2.3 % a medida que los efectos de la reforma fiscal aprobada por Trump a finales de 2017 comienzan a diluirse, según las proyecciones de la Reserva Federal (Fed).

En enero, la Fed mantuvo los tipos entre el 2.25 % y el 2.50 %.