Más noticias

Productores se oponen a un cierre inminente de Banadesa

El Ejecutivo ha reiterado la intención de cerrar el banco de desarrollo

Un productor supervisa las plantaciones de sorgo en el Corredor Seco.
Un productor supervisa las plantaciones de sorgo en el Corredor Seco.

San Pedro Sula, Honduras

Los productores de las diferentes cadenas agroalimentarias se oponen al cierre del Banco Nacional de Desarrollo Agrícola (Banadesa), al considerarla una institución clave para la inclusión financiera del sector.

1950
fundación de Banadesa Nace como Banafom el 16 de febrero de 1950, siendo institución autónoma y de personería y capacidad jurídica propia.

En un pronunciamiento elaborado por las asociaciones que aglomeran a las distintas cadenas productoras, expresan que el deterioro de la institución bancaria fundada en 1950 ha sido por “los visibles actos de corrupción debidamente documentados”, de los que por décadas ha sido objeto el banco estatal.

Según los productores, cerrar Banadesa bajo el argumento de falta de pago de parte de ellos al banco, “es un atentado a nuestra dignidad como gremio”. Añaden que la sustitución de dicha institución, por el Banco Hondureño para la Producción y la Vivienda (Banhprovi) no les garantiza la “solución a nuestro problema, ignorando que somos nosotros, el principal motor impulsor de la economía nacional y el mayor generador de empleo en el país”.

El anuncio del cierre de Banadesa ha sido mencionado en múltiples ocasiones por el Ejecutivo desde 2016, cuando surgió la intención de fusionarlo con Banhprovi, en la que la segunda absorbería a la primera. El proyecto ha sido discutido en varias ocasiones por el Congreso Nacional.

“Quienes estamos más interesados en defender el banco, somos los productores, porque sabemos la importancia que tiene en el sector y también somos los más interesados para que se investigue a profundidad con las entidades que corresponden, a ver qué pasa con la corrupción”, indica el agricultor de El Paraíso, Pablo Pavón.

Ante el anuncio del Ejecutivo de que el cierre de Banadesa está previsto para los siguientes meses, los productores aseguran que están listos “para luchar. No podemos permitir que en un país se cierre un banco de desarrollo, es algo insólito”, agrega Pavón.

El sector agro propone que sí se puede cambiar la dinámica del banco. Por ello sugieren, hacerlo con fusión de un capital público-privado y que los productores puedan ser actores de las negociaciones, como el caso de Guatemala.

Otras peticiones del sector

Basados en la experiencia obtenida de Guatemala, los productores proponen crear una institución con capital mixto público-privado que tenga mayor participación del sector privado, como el caso de Banrural en el vecino país.

Los productores piden que, en el marco del decreto 47-2018, se les ofrezca un alivio a los que tengan deudas con Banadesa, por lo que instan a la aplicación de dicha normativa, para que la entidad sea capaz de recuperar más de 2,500 millones de lempiras.