Más noticias

Rambután orgánico de finca en Tela será exportado a Florida

El domingo 16 de septiembre saldrá el primer contenedor de este producto al mercado estadounidense Fincas son diversificadas con agroturismo

Maynor y Dinora Velásquez llevan casi 23 años de casados y trabajan en darle un valor agregado al rambután.
Maynor y Dinora Velásquez llevan casi 23 años de casados y trabajan en darle un valor agregado al rambután.

Tela, Honduras

Un grupo de agroindustriales han trazado el objetivo de comercializar productos orgánicos para posicionarse en mercados diferenciados del exterior.

Opciones
de siembra El inicio de producción de rambután es de 2 a 3 años. La Fhia ofrece variedades de la fruta por medio de su Programa de Diversificación

La finca Agroturística El Nance (en la comunidad del mismo nombre en Tela) cosechará entre hoy y mañana rambután orgánico para que el domingo 16 de septiembre sea exportado por primera vez por vía aérea a Miami, Florida. Por medio de buenas prácticas agrícolas y de manufactura, el producto adquiere un valor agregado que da seguridad a los consumidores que la fruta es inocua.

Para el matrimonio Maynor y Dinora Velásquez, la apertura comercial al mercado norteamericano les permitirá alcanzar mejores precios en la producción y la posibilidad de crear más empleos. “Nuestro propósito es abrir un nicho de mercado en el cual podamos exportar rambután orgánico, teniendo un abanico de opciones por medio de las certificaciones”, refiere el productor Maynor Velásquez. Tanto esta finca como La Caridad, en Lago de Yojoa, y la procesadora exportadora Abel cuentan con la Global GAP (buenas prácticas agrícolas) y certificación orgánica.

Las fincas América, San Jorge, Shammah, Ramírez Fleumer, Monteverde, Juliana, Alfaro, Alvarados, Fortuna 1, Fortuna 2 y Tres Hermanos están certificadas en Global GAP.

“Procuramos que el personal que trabaja en el corte ande correctamente vestido, con camisa manga larga, zapatos cerrados, sin joyas y nada que exponga la calidad de la fruta”, indica Dinora de Velásquez, encargada de la cosecha en la finca agroturística El Nance.

Por más de una década, el matrimonio ha trabajado en la conservación de las manzanas que conforman la finca.

Más de la mitad del área es de bosque y el resto está dividido entre la producción de rambután y la infraestructura para recibir a los visitantes en el agroturismo con campamentos al aire libre.

fr-rambutan-140918 (2)(800x600)
El proceso de producción es orgánico, es decir, libre de pesticidas e insecticidas.

Buenas prácticas

A un mediano plazo esperan extender el programa de certificación orgánica a más productores dispuestos a pasar a este sistema de gestión para un mejor posicionamiento en el mercado.

“Para nosotros tener la certificación significa manejar buenas prácticas agrícolas e inocuidad en el cultivo para tener apertura a supermercados de Estados Unidos”, opina el productor Manuel Alfaro.

Las más de diez fincas de rambután estarían listas con la certificación para 2019. Las exportaciones de rambután entre todas las empresas que operan en Honduras superaron los L20 millones el año pasado, siendo Estados Unidos el principal importador y en menor escala el resto es comprado por Francia, Holanda, España y Canadá.