Más noticias

Más de 190,000 empleos destruidos por crisis en Nicaragua

Comercio, industria, manufactura, restaurantes y hoteles han sido los más afectados Maquilas de Honduras han tenido que cubrir la cuota de exportación del vecino país

Centros comerciales, gasolineras, supermercados y otras tiendas, según reportaron medios nicaragüenses, estuvieron cerrados a la atención al público en las principales ciudades de ese país.
Centros comerciales, gasolineras, supermercados y otras tiendas, según reportaron medios nicaragüenses, estuvieron cerrados a la atención al público en las principales ciudades de ese país.

San Pedro Sula, Honduras

La crisis sociopolítica de casi cinco meses que atraviesa Nicaragua ha pasado factura a un sinfín de actividades económicas del país centroamericano.

La Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) redujo las expectativas de crecimiento del producto interno bruto nicaragüense de 5% a un 0.4%.

$37.7
Gasto promedio El gasto promedio de cada turista por día pasó de $45.7 entre enero y marzo a 37.7 dólares entre abril y junio.

Antes del tenso escenario que el vecino país atraviesa era una de las economías con mayor proyección de expansión.

Ahora República Dominicana y Panamá lideran el crecimiento de la región con 5.4% y 5.2%, respectivamente. Seguidos por Paraguay con 4.4%, Bolivia con 4.3%, Antigua y Barbuda con 4.2%, y Chile y Honduras (ambos con 3.9%).

Los sectores más afectados en Nicaragua son la industria manufacturera, el comercio, restaurantes y hoteles, sumando más 190,000 empleos destruidos por la crisis.

Solo en la manufactura, son más de 39,000 puestos de trabajo perdidos, según la Fundación Nicaragüense para el Desarrollo Económico y Social (Funides). Debido a ello, la maquila hondureña ha tenido que cubrir los compromisos de exportación de las empresas asentadas en ese país.

“Sin duda la incertidumbre que se vive por la crisis nicaragüense ha afectado de múltiples formas el comercio en la región”, explicó Edgar Ortiz Romero, docente de la Universidad Francisco Marroquín de Guatemala en una entrevista con Diario LA PRENSA.

A su criterio, la parte más compleja es la incertidumbre que genera para la inversión extranjera directa “ya que la prima por riesgo de operar en Nicaragua se ha disparado”.

Respecto a Honduras, que atravesó una crisis poselectoral en diciembre del año pasado, Ortiz Romero considera que la percepción en el extranjero es que en el país prima “cierta estabilidad tras los incidentes vistos”.

“Las políticas económicas que ha tomado el Gobierno han llenado de cierto optimismo a los inversionistas que hacen negocios en la región”, añadió el especialista guatemalteco.

El sector privado de ese país acordó cancelar los festejos para conmemorar el Día Nacional del Empresario Nicaragüense, conmemorado el 8 de septiembre de cada año.

La razón del Consejo Superior de la Empresa Privada (Cosep) fue para solidarizarse con las familias de las víctimas de la represión del Gobierno de Daniel Ortega, con más de 400 muertes violentas.

La gremial convocó el 7 de septiembre al tercer paro nacional desde el estallido de las protestas por la crisis iniciada desde el 18 de abril pasado.

Centros comerciales, gasolineras, supermercados y otras tiendas, según reportaron medios nicaragüenses, estuvieron cerrados a la atención al público en las principales ciudades de ese país.

Hasta junio de 2018, las exportaciones a Nicaragua sumaron 116.1 millones de dólares, un crecimiento interanual de 9.3% y las importaciones a ese mercado totalizaron $76.2 millones, que significó un alza de 31.4% en relación al año pasado, conforme a un documento del BCH. Lo anterior representó una balanza comercial de $39.8 millones a favor de Honduras.