Más noticias

Crece la competencia en mercado de TV

Honduras es uno de los mayores mercados de televisión por cable, incluso los gigantes internacionales Millicom y América Móvil deben ajustar sus estrategias de inversión.

Los proveedores locales tienen menores costos que las grandes operadoras de telecomunicaciones.
Los proveedores locales tienen menores costos que las grandes operadoras de telecomunicaciones. /

Tegucigalpa, Honduras

Empezó el mundial de fútbol y unas 650 cableras ofrecen una variedad de programas al respecto. Desde deporte, cine, novelas y noticias, la industria televisiva por cable parece no tener límites de crecimiento.

Ni siquiera el “apagón analógico”, que obliga migrar a una señal digital para el 2019, detendrá este crecimiento por baja regulación y la irregular geografía del país.

De acuerdo con autoridades de la Comisión Nacional de Telecomunicaciones (Conatel), los permisos son mínimos y existe competencia abierta con servicios internacionales.

Lo que pueden regular es el cambio a la señal digital de la televisión abierta pactada para diciembre de 2019.

Más TV cable que canales

Actualmente hay autorizados 431 canales en el servicio de radiodifusión de televisión a nivel nacional de los cuales 214 cuentan con licencia en digital (alrededor de 30 canales en operación) y los restantes 217 son analógicos.

Pero el servicio de cable es mayor. “En una población de nueve millones de hondureños hay 650 compañías de cable, yo creo que es la mayor competencia, en el mundo no creo que haya muchos países así”, estima Santiago Benedit, gerente de Tigo Honduras.

“Es un mercado saturado y poco regulado”, reclamó. Citó, por ejemplo, que los canales NBC, CBS y ABC comunicaron que el proveedor de esos canales para Centroamérica dejó de serlo y pocos acataron la orden de desconexión.

‘La gran mayoría de los operadores de cable de este país no lo hacen, y más bien han alentado a sus usuarios diciéndoles, señores, si ustedes quieren ver estos canales, véngase conmigo que yo sí los doy y los está dando de manera ilegal y no pasa nada”, apuntó.

Benedit estima que esa competencia afecta a las empresas que hacen millonarias inversiones para ofrecer el servicio en zonas alejadas del país.

“Hay empresas que ofrecen los canales Telemundo de manera ilegal pinchándolos desde Estados Unidos. Esa es una impotencia y es una impunidad”, denunció.

No habló de cifras, pero sí aceptó que el impacto económico es muy grande y tiene efectos en la seguridad jurídica. Una de las opciones es fomentar la creación de una asociación antipiratería, como ya se hizo en Guatemala. “No se va a cambiar de un día para otro, pero hay que crear una cultura en la que la sociedad sepa que se está perdiendo porque esto está ocurriendo, que el Estado vea que está perdiendo y entre todos buscar la solución”, apuntó.