Movimiento del peso mexicano y euro afectan en 77% al lempira

El Congreso Nacional pospuso para la otra semana la reunión con el BCH.

Wilfredo Cerrato, presidente del BCH, compareció ayer en el Congreso Nacional.
Wilfredo Cerrato, presidente del BCH, compareció ayer en el Congreso Nacional.

San Pedro Sula, Honduras.

Representantes del Banco Central de Honduras (BCH) estarán reunidos hoy con empresarios en Choluteca como parte de la gira para exponer sobre los principales indicadores macroeconómico a diferentes sectores de la sociedad.

Por cambios en la agenda, diputados del Congreso Nacional acordaron posponer la reunión de ayer para el miércoles 30 de mayo. Tras su llegada al Legislativo, Cerrato dio una conferencia de prensa de 15 minutos.

El viernes primero de junio estarán en la Cámara de Comercio e Industrias de Cortés (CCIC).

Antes ya han estado reunidos con la CCIT, el Colegio Hondureño de Economistas (CHE) y la Fedecámara.

En estos diálogos, el BCH ha reiterado que el comportamiento de los indicadores macroeconómicos, en particular del comportamiento del tipo de cambio, están dentro de las metas establecidas en el Programa Monetario 2018-2019.

“Las reservas han hecho que el lempira frente al dólar no se haya movido por cuatro centavos. Quiere decir que si no tuviéramos el nivel de reservas que tenemos, la depreciación sería cuatro centavos más”, expresó Wilfredo Cerrato en la conferencia.

Agregó que un 77% de las razones por las que el lempira se ha depreciado son por el movimiento de las monedas de México y la zona euro, y el resto por la inflación.

“La inflación está dentro de lo estimado en el Programa Monetario, que viene siendo menor a lo cerrado en el año anterior y por eso la presión ha sido menor”, añadió.

En mayo, el peso mexicano ha sufrido devaluaciones frente al dólar, como consecuencia del nerviosismo de los mercados con las elecciones presidenciales del primero de julio próximo.

En lo referido a la inflación, el BCH hizo una estimación que si los precios del petróleo estuviesen a los mismos valores 2017 (promedio de $51), la inflación sería al final del año de 3.96%. Tomando en cuenta que el WTI está a $71 y los analistas prevén que será de $76, es decir, 25 dólares más caros a los de 2017, Cerrato dijo que aún así la inflación será menos del rango máximo previsto.

La Prensa