Colocación de bonos permitirá a la Enee ahorrar más de L400 millones

Los resultados son un respaldo a Honduras y mejorará la tasa de referencia para más inversiones.

Tegucigalpa, Honduras.

Con la colocación de 700 millones de dólares (unos 16,500 millones de lempiras) en bonos soberanos en el exterior, la Enee ahorrará L400 millones al año.

“Si se calcula la última vez que colocamos bonos soberanos a 8.75% y se le resta 6.25%, son 2.5% menos en tasas de interés, podemos hablar de alrededor de 400 millones de lempiras menos que va a gastar la Enee por haber obtenido este financiamiento a mejores condiciones”, explicó Wilfredo Cerrato, titular de la Secretaría de Finanzas.

El funcionario destacó que con los fondos adquiridos la estatal paga toda la deuda acumulada y quedará con una sola obligación a una tasa de interés más baja.

Cerrato aclaró que el dinero proveniente de esa deuda será destinado exclusivamente a honrar los compromisos que tiene la estatal con los generadores de energía.

“Hay dos deudas, una de 2013 que está siendo auditada y que será terminado el informe en los últimos días de 230 millones de dólares, y una en 2016 de 250 millones de dólares”, dijo el también coordinador del Gabinete Económico.

Esta última fue cancelada en diciembre a través de un préstamo puente que hizo el Gobierno, y que con estos $700 millones pagarán a los proveedores de energía térmica y no térmica, a los que adeudan $500 millones.

LC fiscal 180117(1024x768)

Vamos a pagar otra deuda que existe en la Enee de $200 millones con los bancos, que estaba a una tasa de 6.5% a tres años y medio, pero que ahora será a más plazo y mejor interés”, agregó Cerrato.

La semana pasada, Finanzas ofreció inicialmente a los bancos extranjeros $500 millones y dos horas después los inversionistas ofertaron $5,100 millones, razón por la cual el Gobierno ofreció $200 millones más.

En noviembre pasado, el Congreso autorizó la colocación de $850 millones para el pago de deuda de la Enee.

La diferencia luego de la colocación será utilizada para el pago de deuda en lempiras.
Funcionarios y empresarios consideran que la tasa de interés alcanzada en esta negociación es un mensaje de confianza que genera la estabilidad macroeconómica.

La Prensa