Más noticias

FIFA asegura que el VAR volvió más justo el Mundial

Gianni Infantino, presidente del organismo, dejó entrever que esta tencología podría mejorarse en competencias futurasde la FIFA dejó entrever que esta tencología podría mejorarse en competencias futuras

La cabina de VAR funciona desde Moscú y es capaz de recibir imagen de hasta 37 en los estadios de otras ciudades donde se disputaron los partidos del Mundial.
La cabina de VAR funciona desde Moscú y es capaz de recibir imagen de hasta 37 en los estadios de otras ciudades donde se disputaron los partidos del Mundial.

Moscú, Rusia

El presidente de la FIFA, Gianni Infantino, defendió este viernes en conferencia de prensa en Moscú el uso del videoarbitraje (VAR) durante el Mundial Rusia 2018.

"Ya nadie puede imaginar un Mundial sin VAR. Esta herramienta no está cambiando el fútbol, sino que lo está haciendo más limpio, más honesto, más transparente y más justo", declaró el máximo mandatario del fútbol mundial.

Infantino apoyó sus declaraciones con cifras (antes de los dos últimos partidos el torneo): "Hubo 440 jugadas estudiadas y 19 revisadas por el VAR, es decir, una cada 3,5 partidos. De ellas, solo en 16 se cambió la decisión del árbitro, que significa que inicialmente su decisión había sido incorrecta".

"Antes del VAR, el 95% de las decisiones arbitrales ya eran correctas y gracias al VAR ese porcentaje ha subido a 99,30%. Cuando uno mira en el diccionario el significado de la palabra "progreso" es que las cosas mejoren respecto a antes y eso lo estamos consiguiendo", se felicitó Infantino.

El dirigente admitió que era "escéptico" cuando comenzaron las voces a favor de introducir la tecnología, "pero si no probábamos el sistema no podíamos saber cómo funcionaba".

"Me metí de lleno en el tema y me di cuenta de que sí, había que ponerlo en marcha en un Mundial", añadió.

Infantino recordó que "el fútbol es un deporte de contacto, por lo que no cada contacto es falta y eso supone que el árbitro tiene que interpretar", recordando la acción del portugués Cristiano Ronaldo, que en el tercer partido de la fase de grupos, contra Irán, vio una tarjeta amarilla por un supuesto golpe en la cara que reclamaron sus rivales. "No fue en la cara", defendió el mandamás de la FIFA.

"Luego hay decisiones que no son interpretables. El gol en fuera de juego ya no existe en el fútbol, porque o estás en fuera de juego o no lo estás", insistió.

Infantino destacó también que gracias al VAR "no ha habido ninguna tarjeta roja por actitud violenta, porque los jugadores saben que todo el mundo va a saber gracias a las imágenes si ha agredido o no a un rival".

"Estamos muy satisfechos con los resultados del VAR y ahora sería ya muy difícil que nadie pueda imaginarse un Mundial sin VAR", insistió, aunque se mantuvo abierto a cambios en el futuro que puedan mejorar el sistema.