Londres, Inglaterra-

Al ganar por la mínima este sábado en Newcastle (1-0) en el partido inaugural de la 35ª fecha de la Premier League, el Liverpool se colocó de nuevo líder de la tabla, trasladando la presión a un Manchester City que visita al Leeds en unas horas.

Con 82 puntos, los ‘Reds’ superan a los ‘Citizens’ por dos unidades en una carrera codo con codo que podría no resolverse hasta la 38ª y última fecha, el 22 de mayo.

En medio de los dos duelos de semifinales de la ‘Champions’ ante el Villarreal (2-0 en la ida) y ante unas ‘Urracas’ con nuevos bríos desde el pasado ‘mercato’ de enero, la misión no era del todo sencilla para los pupilos de Jürgen Klopp.

No en vano, el Newcastle es el segundo equipo que más puntos ha logrado en Inglaterra en lo que va de año 2022, sólo superado por su rival de este sábado.

Aunque con la salvación ya asegurada, con 43 puntos y en el puesto 9º, este tipo de partidos ante los grandes equipos le permiten medir el camino a recorrer para cumplir su ambición de estar en la zona alta de la clasificación, el reto marcado después de la adquisición del club por un fondo soberano saudita a comienzos de temporada.

El Liverpool presentó un once con varias novedades; Joel Matip, Joe Gomez, James Milner, Naby Keïta o Diogo Jota salieron de inicio luego de haber estado en el banco ante el Villarreal. Mohamed Salah, Thiago Alcántara, Fabinho y Trent Alexander-Arnold se quedaron esta vez en el banco.

Sin un juego brillante, el Liverpool no tardó en abrir la lata ante un conjunto local muy agrupado y que dejó la iniciativa del balón a los ‘Reds’.

- A siete victorias de póker de títulos -

El gol que decidió el partido llegó en el minuto 19, en una buena combinación ofensiva que culminó el guineano Keïta con la zurda luego de haber gambeteado al arquero eslovaco Martin Dubravka dentro del área, colando el balón entre dos zagueros que trataban de achicar el arco.

El Liverpool pudo haber ganado por una mayor diferencia a un Newcastle que llegaba de ganar sus seis últimos partidos en casa, pero Sadio Mané (63) y Mohamed Salah (72) -este último tras salir desde el banco- no aprovecharon sus ocasiones, del mismo modo que el portugués Diogo (73, 79) o el colombiano Luis Díaz en el 84.

“Uno quiere ganar partidos de fútbol y en el mejor de los casos merecer ganarlos. Hoy lo hicimos al 100% ante un equipo en una gran forma y en medio de un gran ambiente”, declaró Klopp.

Los ‘Reds’ podrán ver ahora con tranquilidad el partido del City, a la espera de que el Leeds (16º), que aún lucha por evitar el descenso, arrebate algún punto a los hombres de Pep Guardiola.

Por el momento, los ‘Reds’ se hallan a sólo siete partidos de lograr un póker histórico (FA Cup, Premier League, Copa de la Liga y Champions).