Más noticias

Olimpia, campeón de campeones de Honduras

Los albos derrotaron 4-2 en la tanda de penales al cuadro de Honduras Progreso, luego de empatar 1-1 en tiempo reglamentario.

El Progreso, Yoro

La Supercopa cambió de dueño. Ayer Olimpia festejó su retorno a la cancha de los progreseños tras 11 años adjudicándose la corona como el campeón de campeones, tras vencer en penales 4-2 a Honduras Progreso.

Confiados, gracias a las cifras positivas registradas en casa, los pupilos de Wilmer Cruz no mostraron complejos ante los olimpistas, y desde los primeros minutos llevaron peligro a la meta del novel Edry Menjívar.

El arquero de los albos titubeó en su primera salida y de no haber sido por un oportuno manotazo, el remate de Edwin León se hubiese ido hasta el fondo de la red, pero no fue la única vez en la que puso en riesgo su cabaña. Minutos más tarde, un balonazo de Jorge Zaldívar, dejó en buena posición a Ángel Tejeda y lo que no tuvo que haber sido un dolor de cabeza para Mejívar, terminó comprometiendo la última línea de los blancos.

A los 11 minutos Olimpia consiguió llegar gracias a la combinación por el costado izquierdo entre Omar Guerra y Romell Quioto. Este último ingresó al área, aguantó la marca, pero fue perdiendo el perfil y terminó enviando su disparo por encima de la portería de Orlin Vallecillo.

Al 16, Honduras pudo tomar la ventaja luego de la gran ejecución de un tiro de esquina del talentoso Carlos Sánchez, pero desafortunadamente para los progreseños, Zaldívar no logró conectar de cabeza el balón, que cruzó hasta perderse fuera del terreno de juego. El recién ascendido a la Liga Nacional hacia méritos para inaugurar el marcador, pero el gol se le negaba. Incluso cuando a la media hora del partido tras un tiro libre, el esférico hace un pique y en el rebote se estrella en el paral izquierdo. ¡Uff! Pero los muchachos del Superman tendrían una más clara al 35, cuando la defensa olimpista resuelve a medias el disparo de Leo Isaula. La pelota queda suelta y a disposición de Sánchez, que preparó la zurda, pero su remate no fue bueno y terminó desperdiciando una gran oportunidad. Antes del final de la primera parte, el cuadro olimpista volvió a la carga con Quioto a la ofensiva. El delantero arrastró las marcas, dejó mal ubicado a Vallecillo y definió, pero milagrosamente un defensa logró evitar la anotación.

El cuadro capitalino tendría que mostrar mayores argumentos como para superar el muro defensivo del que será su primer rival en el torneo Apertura. Sin más, ambos tuvieron que irse con un empate sin goles a los camerinos.

En la segunda mitad, la dinámica fue casi la misma. Honduras intentaba y Olimpia respondía.

Hasta que al 49, el atrevimiento de Jorge Cardona, rindió frutos con la complicidad del arquero olimpista, que volvió a aparecer en escena cuando no logró contener un remate en apariencia inofensivo. Craso error. Los de casa aguantaron el marcador, pero al minuto 88 una gran asistencia de Güity le permitió a Romell Quioto dejar servido el balón para que el “Choco” Lozano definiera el 1-1. Este resultado obligó a la tanda de penales, en la cual el campeón vigente del fútbol hondureño consiguió superar 4-2 al benjamín.