Chelato Uclés: “Lo peor que me puede pasar es perder el pie”

El Maestro confiesa que está pasando el peor momento de su vida y agradece el apoyo de la afición.

Chelato Uclés se someterá a una cirugía que le practicará un médico costarricense. Dice que al recuperarse devolverá con ayuda social el apoyo que le dio el Congreso.
Chelato Uclés se someterá a una cirugía que le practicará un médico costarricense. Dice que al recuperarse devolverá con ayuda social el apoyo que le dio el Congreso.

Tegucigalpa, Honduras.

El entrenador José de la Paz Herrera, quien se encuentra hospitalizado desde el pasado martes en una clínica de la capital, aún está siendo atendido por los médicos, ya que padece diabetes y sobre todo un problema en el pie derecho.

El maestro Chelato Uclés en esta oportunidad ya no está dirigiendo ningún equipo, sino jugando uno de los partidos más importantes de su vida, por lo que será operado por un especialista este sábado en la tarde y espera salir victorioso, como en su carrera deportiva.

Luego de conocerse que el primer seleccionador de Honduras en clasificar a una Copa del Mundo -el Mundial de España 1982- se encontraba afectado de salud, ha recibido el apoyo de la población hondureña, algo que ha logrado tocar el corazón de Chelato Uclés, quien no se imaginaba que era tan querido por los catrachos.

¿Cómo se siente en estos momentos?

Me siento mejor porque he estado peor. Ya anoche pude dormir. Tenía cuatro noches de no dormir por los grandes dolores. El médico me tiene con antibióticos.

¿Jamás se imaginó estar así afectado de salud, ya que usted fue muy sano?

Mi salud fue perfecta hasta que me sucedió esto porque todos los males de pequeño no los sufrí, como gripe, y me salió más grande de una sola vez. Incluso estoy sano con todos los exámenes que me han hecho; el único problema es esto, pero en lo demás estoy bien de todos mis órganos porque me han hecho una revisión completa y mi salud es muy buena.

¿Se siente tranquilo a pesar de estar interno?

No, total, siempre está la preocupación que lo ronda a uno sobre cómo puede llegar hasta el final. Siempre hay un poco de preocupación. Estoy pasando el peor momento de mi vida, pero siempre he tenido una buena entereza moral para superar los problemas que uno se encuentra en la vida...

¿A qué le teme, profe?

A lo peor que podría pasar, que es la pérdida del pie.

¿Se ha sentido apoyado por la gente?

El martes 18 (agosto) quedé prácticamente con una emoción que nunca había sentido, la disponibilidad de la gente del Congreso, donde hubo unanimidad de darme apoyo y la pensión vitalicia porque yo no estaba en condiciones económicas de estar en un centro privado como este y también con vista al futuro. Pude darme cuenta de que la votación quedó 90 a 1. Eso me ha dejado algo inolvidable, me hizo llorar.

¿Jamás pensó que el Congreso le iba dar ese apoyo?

Con esa unanimidad es muy difícil. Me acuerdo y me dan ganas de llorar...

Usted aparte de ser diputado le dio mucho al pueblo hondureño con el fútbol.

Le serví al pueblo cuando fui diputado también y tengo las pruebas para ellos de que fui a los barrios más pobres y atendí a los niños más pobres de todos los barrios en vías de desarrollo. Siempre me dediqué a esa función social y en el futuro podría seguir desarrollándola por la pensión que me han ofrecido. Estaría devolviendo un poco de todo ese beneficio.

¿Los equipos de la Liga Nacional lo han apoyado a usted?

Me han salido directivos de algunos equipos como Olimpia, Real España, Marathón que me han ofrecido; son los principales. Los demás no están en bonanza económica.

¿La Federación de Fútbol le ha ayudado?

Por medio de mi hijo hay una comunicación. Lo que sí quiero agradecer es que he tenido una gran cantidad de llamadas de Estados Unidos, exfutbolistas y aficionados que me han llamado ofreciéndome apoyo... (su voz se quebró).

¿Siente que esta es una retribución a todo lo que usted le ha dado al fútbol?

Más que eso....

¿Es este respaldo que esperaba de la población hondureña?

Sí porque con eso usted ya puede darle gracias a la vida... (continúa su voz quebrada).

¿En este momento sigue sintiendo el amor al fútbol?

Más todavía, más que antes...

Después de salir de esta situación, ¿seguirá ligado al deporte?

Pienso seguir desarrollando funciones sociales a través del fútbol y dar una contribución en esas grandes necesidades que conozco por medio del fútbol, que es el gran puente que he tenido para llegar a ellos. Creo que esa es la mejor forma de evitar que se sigan formando pandillas en el país.

¿Cuál es el mensaje que les envía a todas las personas que lo han apoyado?

Decir que en parte esto que me ha pasado ha servido en parte para darme el afecto que sienten por uno; no pensé en realidad que contaba con eso.

¿No pensó que era tan querido de esta manera?

Sinceramente no creía, pero este hecho me demostró que estaba equivocado. Me siento respaldado. Tengo que darle las gracias a toda la gente del país, pero pensando devolver.

LA CARRERA DE CHELATO
1969–1970- Motagua
1970–1971- Olimpia
1971–1975- R. España
1975–1977- Marathón
1977–1980- Broncos
1980–1983- Honduras
1983–1984- Universidad
1985- Honduras
1987–1989- Marathón
1990- Santos Laguna
1990–1991- Cartaginés
1992–1994- Olimpia
1995–1996- Independiente
1996–1998- Olimpia
1999- Honduras U-20
1999–2000- Platense
2001–2002- Marathón
2003–2004- Olimpia
2004-2007- Honduras
2008- Marathón
2010–2011- Belize
2011- Marathón
2012- Real España

La Prensa