Más noticias

Sí se pudo... pero con trampa

<p>"Yo sé que sí se puede", es la frase que pronunció incansablemente el ex candidato presidencial por el Partido Revolucionario Institucional (PRI) de México, Roberto Madrazo, durante la campaña electoral para los comicios presidenciales de 2006. </p>

Mexican former presidential candidate Roberto Madrazo celebrates as he crosses the finish line during the 2007 Real Berlin Marathon in Berlin, Sunday, Sept. 30, 2007. Madrazo, who won the men's age-55 category in the Berlin marathon, was later disqualified by race officials for apparently taking a short cut, an electronic tracking chip indicates he skipped two checkpoints in the race and would have needed superhuman speed to achieve his win. (AP Photo/Victor Sailer)
Mexican former presidential candidate Roberto Madrazo celebrates as he crosses the finish line during the 2007 Real Berlin Marathon in Berlin, Sunday, Sept. 30, 2007. Madrazo, who won the men's age-55 category in the Berlin marathon, was later disqualified by race officials for apparently taking a short cut, an electronic tracking chip indicates he skipped two checkpoints in the race and would have needed superhuman speed to achieve his win. (AP Photo/Victor Sailer) /

"Yo sé que sí se puede", es la frase que pronunció incansablemente el ex candidato presidencial por el Partido Revolucionario Institucional (PRI) de México, Roberto Madrazo, durante la campaña electoral para los comicios presidenciales de 2006.

Esa misma frase debe haberse repetido el político de la voz ronca y la figura de atleta, desde el momento en que decidió participar en la maratón de Berlín, un evento que a juzgar por lo que pasó después, estaba dispuesto a ganar a costa de lo que fuera.

El 30 de septiembre pasado, Madrazo, que ya ha participado en varias maratones dentro y fuera de su país, llegó de primero a la meta en su categoría, la de varones de 55 a 59 años.

El tiempo en que corrió la maratón fue de dos horas, cuarenta minutos y 26 segundos. En segundo lugar, arribó el alemán Martin Wahl, con dos horas, 44 minutos y 17 segundos.

Hasta ahí todo iba bien. Sin embargo, unos días después, el jueves de la pasada semana, el diario mexicano Reforma publicó una información según la cual el nombre del ex candidato priísta había desaparecido de los registros oficiales de la carrera en el kilómetro 20, para reaparecer 21 minutos después en el kilómetro 35.

Una trampa

Para los organizadores de la maratón, Madrazo tomó un atajo, porque es muy difícil que en un lapso tan corto haya recorrido esos quince kilómetros de diferencia. "Tendría que haberse echado un supersprint entre el kilómetro 20 y el 35, para hacer ese recorrido en 21 minutos", dijo a Reforma Mark Milde, director del comité organizador de la maratón de Berlín, quien además agregó que cada año descubren a unas 40 personas, en promedio, que hacen trampa durante la carrera.

Otro asunto que llamó la atención de los organizadores y en particular del fotógrafo Victor Sailer, especializado en la cobertura de maratones internacionales, es que en la foto de la llegada a la meta, no se ve a Madrazo agotado ni mucho menos.

Por el contrario, su aspecto físico es muy bueno, y además lleva puesta una chaqueta o chamarra roja y unos pantalones largos negros, mientras al resto de los maratonistas se les ve cansados y más descubiertos, apenas en shorts y franelillas.

De acuerdo con el dispositivo, Madrazo corrió 15 kilómetros en solamente 21 minutos, con una velocidad que ningún humano puede alcanzar, señaló el director de la carrera, Mark Milde. "Ni siquiera quien posee la marca mundial puede correr tan rápido". Madrazo se quedó sin la medalla con la que siempre soñó.

Cifra

32,500

Competidores terminaron la carrera en Berlín y unas 40 personas son descalificadas cada año.

Lo dijo

"No sé si ésa fue su intención o accidental: Trato de creer en la buena fe de las personas",

Mark Milde,

Director de la carrera.