Más noticias

“El gol del título siempre lo recuerdo”

<p>Ahora es técnico electricista de profesión. Antes, en sus tiempos de diversión y de divertir al público amante del buen fútbol, era el repartidor del juego del Marathón y uno de los mejores socios de los romperredes verdolagas.</p>

/

Ahora es técnico electricista de profesión. Antes, en sus tiempos de diversión y de divertir al público amante del buen fútbol, era el repartidor del juego del Marathón y uno de los mejores socios de los romperredes verdolagas.

Roy Padilla Bardales, el inolvidable mediocampista que le dio el título al Monstruo Verde en 1985, tras seis años del primero en 1979, habló con GOLAZO sobre sus vivencias en las canchas.

La cuarteta de los hermanos Padilla Bardales estaba compuesta por Juan "El Ninja", Rolando "El Moro", Roy y Carlos. El juego de Roy Padilla Bardales era en la media cancha, atrás de la línea de atacantes, distribuyendo el balón con un toque sutil y preciso, tenía rapidez mental y excelente visión de juego, además de ser peligroso cuando estaba cerca del área, y justamente todas esas virtudes se conjugaron en la final de 1985, cuando el Marathón venció 1-0 al Vida con un gol suyo.

Su arranque

Roy dio el salto a la Liga Nacional tras un arranque prometedor en las ligas menores sampedranas y en la Liga Mayor, donde salió campeón con el Atlético Alus.

En 1982, dio el salto a la Liga Nacional y se vistió con los colores del Marathón.

Mes y medio después de haber debutado, fue tomado en cuenta para integrar la selección juvenil Sub’19.

"Fuimos al premundial de esa categoría en Guatemala, salimos campeones invictos, pero desafortunadamente por problemas administrativos no se celebró el Mundial en México", Bardales recordó que esa selección era dirigida por el chileno Néstor Rodrigo Matamala.

"Sentí que tuve suerte pues en ese tiempo había buenos jugadores y me llamaron a formar parte de esa selección".

El fino volante nacido en La Lima fue el héroe de la final de 1985, cuando el Marathón consiguió su segundo título en la historia derrotando al Vida 1-0.

"Cuando llegué al Marathón tenía 18 años y fue algo maravilloso, porque me ayudó a formarme mucho como jugador y como persona".

Un año azul

El año de su debut, Padilla sólo firmó por una temporada con el Marathón y en 1983 llegó al Motagua. "Fue un paso corto pero productivo. Motagua estaba lleno de buenos jugadores, esa temporada quedamos en tercer lugar y también aprendí mucho en el club".

Tuve la oportunidad de salir al extranjero y jugar al lado de grandes futbolistas como Ramón "Primitivo" Maradiaga.

En 1984, Roy Padilla Bardales no tuvo actividad en las canchas, "fue algo que se dio de forma espontánea; con Motagua también sólo había arreglado por un año y en el 84 decidí mejor dedicarme a estudiar y finalizar mi bachillerato".

El campeón

En 1985 vuelve al equipo que lo vio nacer, el Marathón, pero fue suficiente para tocar el cielo al convertir el gol del triunfo que significó el campeonato para los Panzas Verdes. Su víctima en esa final fue Marvin "Mango" Henríquez, portero del Vida. "Me sentí muy bien porque en poco tiempo de estar en Liga Nacional me convertí en campeón, miraba que estaba dando buenos frutos y eso es importante en un jugador joven".

Recuerda que ese año Marathón funcionó sólo con jugadores nacionales, "fue curioso porque no teníamos extranjeros, sólo con puros nacionales fuimos campeones, eso fue especial, claro, sin menospreciar a los extranjeros.

Eugenia Bardales, al centro, la progenitora de los hermanos Padilla Bardales, fue elegida madre del Marathón.

1990 Eugenia Bardales, al centro, la progenitora de los hermanos Padilla Bardales, fue elegida madre del Marathón.

Muchos recuerdan a Roy por la hazaña de conseguir el gol del título, pero él no quiere sentirse como un héroe, "me conformo con que digan que soy un buen jugador.

No me considero el héroe porque todos jugamos bien. Mucha gente en la calle a uno lo reconoce y le hace recordar esos momentos importantes".

Aún tiene fresco en su mente el recuerdo del momento en que tocó el cielo.

"Considero que ese gol que significó el campeonato fue el mejor que anoté.

Fue un centro por la derecha de Pastor Martínez. Me anticipé a la marca del "Pollo" Galindo, me estorbó un poco el "Palanca" Mendoza, pero salté muy bien y conecté el balón para colocarlo al lado izquierdo del "Mango" Henríquez, que era el portero del Vida en ese entonces.

Fue en la portería norte del estadio Morazán cuando anoté ese gol inolvidable, sin duda que es histórico".

En Marathón compartí con buenos jugadores como Erasmo "Chícharo" Gerrero, Amílcar Lanza, mi hermano Rolando Bardales, Pastor Martínez, "Cuca" Bueso, Palic Castillo, Leonel Machado y "Joche" Alvarado. Nos llevábamos muy bien, era un equipo muy sano y nos dedicábamos a trabajar, a hacer las cosas que nos correspondían.

Hermanos

Los Padilla Bardales fueron cuatro hermanos que dejaron su huella en el fútbol hondureño por sus actuaciones en la década del 80 y principios de los 90. Rolando "Moro" Bardales, Roy Padilla Bardales, Juan "Ninja" Bardales y Carlos Padilla Bardales en varias ocasiones fueron compañeros y rivales.

Cuando jugaba con Marathón, a Roy en muchas ocasiones le tocó enfrentar a su hermano "Ninja" Bardales, que tenía fama de jugador rudo.

El ex volante del Marathón ahora se dedica a su nuevo trabajo como técnico electricista.

Oficio El ex volante del Marathón ahora se dedica a su nuevo trabajo como técnico electricista.

"A veces me daba miedo enfrentarlo, ya saben, él (Ninja) era un jugador bastante duro y cuando nos enfrentábamos en la cancha no le importaba que fuéramos hermanos y siempre nos daba duro, nos entraba con todo.

Me gustaba jugar mucho con el balón en los pies, creo haber sido un jugador con mucha capacidad para ser un buen pasador.

Considero que siempre tuve talento con el balón y algo de agresividad cuando estaba frente al marco rival; anoté goles importantes y creo que a la mayoría de porteros de mi tiempo les anoté", recordó.

Selecciones

Estuvo en la selección Sub’19 en 1983 en el premundial de esa categoría en Guatemala. En 1987 integró la Sub’23 en una etapa preparatoria, pero nunca integró una selección mayor. Ésa fue una asignatura que le quedó pendiente, confiesa Padilla.

"Considero que debía haber estado en alguna Selección mayor, tendía la capacidad para estar allí, pero a veces son situaciones que se dan. Desafortunadamente no me tomaron en cuenta para las convocatorias; la verdad nunca me quedó claro por qué no me llamaron", dice el limeño.

Su despedida

El ocaso de la carrera de Roy Padilla Bardales llegó en la temporada 1993-94, en su última temporada defendiendo los colores del Deportes Progreseño.

"Salí del Marathón en 1992 y en Deportes Progreseño tuve la oportunidad de retirarme".

Su adiós de las canchas llegó cuando era relativamente joven, a los 30 años de edad.

"Podía jugar ,más pero fue una decisión personal, porque ya tenía mi profesión, soy técnico electricista y me di cuenta de que era tiempo de hacer una nueva vida".

Esta placa de reconocimiento se la entregaron el 13 de febrero de 1993 como parte de una premiación especial para los jugadores que han sido campeones de la Liga Nacional.

Esta placa de reconocimiento se la entregaron el 13 de febrero de 1993 como parte de una premiación especial para los jugadores que han sido campeones de la Liga Nacional.

Roy dice que su época como jugador ya había alcanzado la cúspide.

"Ya había jugado prácticamente 10 temporadas, había logrado mucho, salí campeón, disputé finales, estuve en equipos de estrellas de la liga, estuve en torneos de Concacaf, dos selecciones, una Sub’19 y una Sub’23. En ligas menores siempre estuve en equipo ganadores, creo que sentí que ya era tiempo de cambiar".

Sus Frases

"Fuimos campeones porque éramos un grupo de amigos, como una familia".

"Me siento muy bien porque como jugador siempre di todo lo que pude".

"Los porteros más difíciles a los que enfrenté son Julio César Arzú y Belarmino Rivera".

Perfil

Nombre:

Roy Arturo Padilla Bardales

Ciudad natal:

La Lima

Fecha de nacimiento:

7 de febrero de 1963

Padres:

Juan Guillermo Padilla (qepd)

Eugenia Bardales (qepd)

Estado civil:

Casado con Doris Alvarenga desde 1997

Hijo:

Roy Arturo Padilla Alvarenga (8 años)

Oficio:

Técnico electricista

Equipos:

Marathón, Motagua y Deportes Progreseño

Sus números

Roy Arturo Padilla Bardales

Con Marathón
Torneo 1982-83: 3 juegos.

En el plantel de Marathón que dirigía Líber Arispe, Roy Padilla Bardales aparece tercero de izquierda a derecha en la segunda fila. Éste fue su último año en el equipo.

1993 En el plantel de Marathón que dirigía Líber Arispe, Roy Padilla Bardales aparece tercero de izquierda a derecha en la segunda fila. Éste fue su último año en el equipo.

Con Motagua

Torneo 1983-84: 19 juegos; 1 gol.
Torneo 1984-85: 5 juegos.

Vuelve a Marathón

Torneo 1985-86: 11 juegos; 1 gol que le dio el campeonato a los verdes.

Torneo 1986-87:11 juegos; 1 gol.

Torneo 1987-88: 7 juegos; 2 goles.

Torneo 1988-89: 15 juegos; 1 gol.

Torneo 1989-90: 24 juegos; 7 goles.
Torneo 1990-91: 22 juegos; 4 goles.

Con el Vida

Torneo 1991-91: 12 juegos.

Con el Deportes Progreseño
Torneo 1993-94: 14 juegos, 0 goles.

En resumen

Jugó 143 partidos; 93 con Marathón, 24 con Motagua, 12 con el Vida y 14 con el Deportes Progreseño. Anotó 17 goles; 16 con los verdes y 1 con los azules.